El ayuno intermitente es igual de eficaz que la dieta baja en calorías para los diabéticos tipo 2, ya que en ambos casos les ayuda a reducir su peso y controlar su nivel de glucemia. Esto es lo que ha confirmado un estudio piloto realizado en 137 adultos con diabetes tipo 2 y una media de edad de 61 años(1).

En el estudio los investigadores dividieron a los participantes en dos grupos. Los del primero siguieron una dieta hipocalórica en la que debían consumir entre 1.200 y 1.500 kilocalorías diarias repartidas en un 30% de proteínas, un 45% de carbohidratos y un 25% de lípidos. Por su parte, los del segundo grupo debían seguir un ayuno intermitente en el que consumían de 500 a 600 kilocalorías diarias (incluyendo un mínimo de 50 gramos de proteínas) durante dos días a la semana (que podían ser consecutivos o no) y mantenían su dieta habitual los otros cinco días.

Pasados los tres meses que duró la investigación se confirmó que, de media, la bajada de peso fue ligeramente superior en los pacientes que siguieron el ayuno intermitente: 6,8 kg, en comparación con los 5 kg que bajaron en el otro grupo. Con respecto al control de glucemia, los resultados fueron similares en ambos grupos.

Estas conclusiones confirman que el ayuno intermitente es muy beneficioso para las personas diabéticas, ya que a algunas les resulta más fácil seguir una dieta para bajar de peso si con ella se les permite comer lo que están habituados la mayor parte del tiempo, aunque luego tengan que ayunar un par de días a la semana.

 

Fuentes:

  1. Carter S, Clifton PM, Keogh JB. Effect of Intermittent Compared with Continuous Energy Restricted Diet on Glycemic Control in Patients with Type 2 DiabetesA Randomized Noninferiority Trial. JAMA Network Open.