Las personas de entre 40 y 65 años que sufren hiperglucemia o hipotensión se enfrentan a un mayor riesgo de desarrollar un trastorno cognitivo en el futuro.

La investigación que llegó a esta conclusión contó con 4.000 voluntarios, entre los que se incluían tanto personas sanas como pacientes con esta patología(1). El estudio se realizó entre 1999 y 2014, tiempo durante el cual se hizo un seguimiento a los participantes para analizar su índice de masa corporal (IMC) y su presión arterial, así como sus niveles de colesterol, de triglicéridos y de glucemia.

Además, los investigadores concluyen que la bajada excesiva de la presión arterial por la acción de los medicamentos antihipertensivos está asociada con el deterioro cognitivo, en tanto que puede ser entendida como una señal del futuro desarrollo de esta patología, así como una posible consecuencia de la enfermedad. Por su parte, un alto nivel de glucemia es un factor de riesgo dentro de los grupos de más edad.

Estas conclusiones advierten de la necesidad de controlar estos factores (glucemia y presión arterial) para un mejor control de la salud cardiovascular y, en consecuencia, para prevenir el riesgo de algún tipo de deterioro cognitivo en los pacientes de más edad.

 

Fuentes:

  1. Wagner M, Helmer C, Tzourio C, Berr C, y cols. Evaluation of the Concurrent Trajectories of Cardiometabolic Risk Factors in the 14 Years Before Dementia. JAMA Psychiatry.