Picaduras de mosquito: cómo aliviarlas de forma natural

Compartir

Le acercamos 4 aceites esenciales para aliviar el picor, la inflamación y el dolor que suelen acarrear las picaduras de mosquito.

La prevención es la primera medida para hacer frente a todo tipo de dolencias y trastornos de la salud, y las picaduras de mosquito no son una excepción a esta regla.

Ahora bien, a veces estos molestos insectos son tan rápidos que pican antes incluso de que hayamos podido echar mano de esos remedios.

¿Qué se puede hacer entonces?

4 aceites esenciales imprescindibles para las picaduras de mosquito

Además del picor que suele acompañar a las picaduras de mosquito, en ocasiones muy molesto, existe el riesgo de que al rascar la zona se produzca una herida que acabe infectándose.

De ahí que algunos de los aceites esenciales (AE) de los que hoy quiero hablarle interesen por sus propiedades analgésicas y antiinflamatorias, mientras que otros son beneficiosos por su efecto antiséptico.

  1. AE de geranio bourbon (Pelargonium asperum). Es el óleo al que debe acudir en este último caso, para evitar que la picadura se infecte, ya que sus propiedades antisépticas y astringentes favorecen la cicatrización. Eso sí, debe tener en cuenta que su olor es muy intenso, por lo que puede que no sea el mejor remedio para todos.
  2. AE de palmarosa (Cymbopogon martinii). Su olor es muy agradable, similar al de la rosa, y por ello es la solución perfecta para las narices más sensibles. Pero ojo porque esto no la hace menos eficaz frente a los mosquitos. Todo lo contrario, en realidad, ya que es uno de los repelentes naturales de primer orden gracias a su alto contenido en geraniol. Asimismo, destaca por sus propiedades antisépticas.
  3. AE de eucalipto limón (Eucalyptus citriodora). Muy similar al de palmarosa, se caracteriza por un intenso olor a cítricos que los mosquitos detestan. Pero si la picadura ya se ha producido no hay problema, pues también es antiséptico y antiinflamatorio, por lo que también ayuda a mitigar el dolor. ¡Todo en uno!
  4. AE de citronela de Java (Cymbopogon winterianus). Es el último de esta lista, pero no por ello el menos importante. De hecho, se trata de uno de los antisépticos más eficaces porque combina geraniol con citronelol y citronelal como principios activos más destacados. Ello le confiere notorias propiedades antiinflamatorias y antidolor.

¡Mejor combinados!

Otra de las ventajas que tienen estos aceites esenciales es que actúan en sinergia. De este modo, si la inflamación que ha causado la picadura es de consideración, puede combinar el AE de citronela de Java con el de eucalipto limón o con el de palmarosa para una mayor eficacia.

Para su aplicación diluya un par de gotas de cualquiera de estos aceites esenciales en un aceite vegetal (AV) preferiblemente inflamatorio. Por ejemplo, el de caléndula (Calendula officinalis) es uno de los más habituales.

Masajee la zona de la picadura con la mezcla, entre 3 y 4 veces al día, y verá cómo el dolor y la inflamación disminuyen poco a poco.

Eso sí, antes de utilizar estos -y cualquier otro- AE por primera vez, recuerde hacer una prueba para confirmar que no tiene alergia a ese concentrado vegetal. Para ello bastará con verter una gota sobre la parte interior del codo y esperar para confirmar que no provoca reacción.

Y de extra, ¡infusión antiinflamatoria!

Ya ve que en caso de picaduras de mosquito los aceites esenciales son todo un referente para aliviar el dolor y la inflamación. Ahora bien, tampoco son la única solución natural con la que usted cuenta.

Así, puede apoyarse en las infusiones a base de ciertas plantas medicinales, entre las que no puede faltar el llantén menor (Plantago lanceolata), de potentes propiedades antiinflamatorias.

Prepare una infusión con 2 g de sus hojas y beba hasta 3 tazas al día.

Asimismo, puede beneficiarse de sus principios activos por vía cutánea, bien vertiendo la infusión sobre una compresa que colocará sobre la picadura, bien utilizando su tintura madre (diluida al 50%) y aplicándola sobre la piel también a través de una tela empapada.

¡Usted elige la fórmula que más le interese!

Cuidado con estos casos

Las picaduras mosquito pueden parecer un problema menor, pero lo cierto es que en ocasiones pueden llegar a comprometer la salud. Por ejemplo:

  • Si la picadura ha sido en una zona que puede conllevar riesgo de asfixia a consecuencia de la inflamación, como cuello o garganta.
  • Si existe reacción alérgica acompañada de síntomas como urticaria generalizada, hinchazón de la cara y los párpados, dificultades respiratorias, malestar…
  • Si se han producido más de 10 picaduras a la vez (sobre todo de avispas o de abejas, incluso si no se tiene alergia).

En todos estos casos, por supuesto, debe acudir a Urgencias cuanto antes.

¡Un repelente antimosquitos de lo más eficaz!

Como comentábamos al principio, la prevención es clave para evitar todo tipo de problemas de salud.

Pues bien, para que los mosquitos no le piquen puede echar manos de una “pócima antimosquitos” elaborada con aceites esenciales de efecto repelente, pero que también ofrecen propiedades antiinflamatorias y analgésicas.

En este texto se indican todos los pasos para que pueda elaborarla usted mismo. Gracias a ella ¡podrá olvidarse de las picaduras de mosquito!

De hecho, si la prueba, le animo a que deje un comentario más abajo.


Comentarios 0 comentarios