Reciba nuestro e-letter gratuito

Estos son los mejores antimosquitos naturales

Compartir

Si todavía utiliza citronela como repelente de mosquitos… las soluciones antimosquitos que va a descubrir aquí le interesan ¡y mucho!

Como cada año, una vez que empieza a apretar el calor muchas personas empiezan a echar mano de la citronela (Cymbopogon nardus) para ahuyentar a los mosquitos. Y es que estos pesados “cohabitantes” pueden amargarle la noche o la siesta a cualquiera, por lo que interesa deshacerse de ellos ¡a toda costa!

No obstante, la citronela, aunque laureada como uno de los más eficaces remedios naturales contra los insectos, no es tan infalible como sugiere su reputación. De hecho, hay otras plantas mucho más efectivas para evitar la presencia de estos molestos voladores, así como sus picaduras.

Está a punto de conocer las mejores.

Las plantas antimosquitos más eficaces

Lo que le propongo exactamente es utilizar aceites esenciales (AE) de efecto repelente, dado que son súper eficaces y muy fáciles de usar, como está a punto de ver.

Además, en realidad existen muchos que han sido reconocidos por sus propiedades como repelentes de insectos. Simplemente, dependiendo del tipo de insectos, unos interesan más que otros.

Por ejemplo, frente a las plagas se recomienda mucho el eucalipto, pero para ahuyentar mosquitos voladores que ronden la casa personalmente yo recomendaría los siguientes:

  • El primero de ellos es el AE de eucalipto limón (Eucalyptus citriodora), cuya fragancia recuerda a la de la citronela. Pese a su nombre no tiene nada en común con el resto de eucaliptos, con unas propiedades terapéuticas bastante diferentes.
  • Otro aceite esencial dotado de una eficaz acción repulsiva es el de la conocida como “hierba limón” o “lemongrass” (Cymbopogon citratus o Cymbopogon flexuosus, dependiendo de su lugar de procedencia). Esta planta sí es de la misma familia que la citronela (Poaceae).

En este caso, además de utilizar el AE de la planta, directamente puede preparar una infusión antimosquitos con un puñado de las hojas secas por cada litro de agua. Al ingerirla mantendrá a los mosquitos alejados gracias a las sustancias que expulsará mediante el sudor. Es decir, que se convertirá ¡en un difusor ambulante!

  • Tampoco hay que olvidar el AE de geranio de Egipto (Pelargonium asperum), otro imprescindible. En realidad, no hay más que ver cómo los geranios que adornan los balcones crean una verdadera pantalla ante la irritante intrusión de estos insectos.
  • Y, ya por último, existe un aceite esencial del que no se sospechaban sus propiedades repelentes, que sin embargo ya han sido demostradas: el AE de jengibre (Zingiber officinale).

Pero también pueden mencionarse otros que podrían serle útiles si los tiene en casa: el de árbol de té, el de menta, el de limón, el de clavo, el de canela, el de bergamota…

Y eso por no hablar del de lavanda, el de romero, el de albahaca y el de tomillo. En realidad, cualquiera de estas plantas colocada en el alféizar de su ventana, al igual que sucede con los geranios, conformará un importante muro de defensa que evitará que los mosquitos penetren en el fortín de su casa.

Cómo combinar estos AE en una mezcla antimosquitos atómica

Aunque a veces puede bastar con disponer solo de uno de los AE que acaba de ver para ahuyentar a los mosquitos, lo mejor es utilizarlos en combinación para aumentar el efecto repelente.

Por ello le propongo la siguiente “pócima antimosquitos”, la misma que usamos en casa desde hace años porque, además de espantar a los bichos, ofrece una agradable fragancia a rosa y limón. (1)

Para prepararla solo necesita:

  • 3 ml de AE de geranio de Egipto.
  • 3 ml de AE de jengibre.
  • 2 ml de AE de eucalipto limón.
  • 2 ml de AE de palmarosa (Cymbopogon martinii).

En un frasco con pulverizador, diluya 5 ml de esta mezcla en un 95% de alcohol modificado (de 70°).

Puede difundir esta solución por el lugar que quiera proteger de los mosquitos, o bien rociar con ella la mosquitera o el reverso del cuello del pijama.

Como alternativa, o incluso como refuerzo de lo anterior, también puede verter 5 gotas en el agua del difusor una hora antes de acostarse.

¡Descansará toda la noche sin sufrir ni una sola picadura!

Ojo: deben tener cierta precaución con esta mezcla las personas alérgicas a alguna de estas plantas. Si tiene dudas al respecto, lo mejor es que se someta a una prueba de alergia tanto de cada aceite esencial por separado como de la combinación de ellos.

Para realizarla mezcle una gota de AE con una gota de AV de pepita de albaricoque y aplíquela en la parte interior del codo. Espere entre 15 y 20 minutos; si pasado ese tiempo no aprecia ninguna reacción cutánea, puede usar ese o esos AE con normalidad.

Pero… ¿y si ya le han picado?

¿Qué sucede cuando los mosquitos ya han hecho de las suyas y sufrimos a causa de una picadura? Para algunas personas el picor es difícil de soportar y rascar la zona implica un alto riesgo de que se inflame o incluso se infecte.

Muy pronto, en otro texto, hablaremos de qué hacer en estos casos, en los que los aceites esenciales también tienen mucho que decir. ¡No en vano son uno de los mayores aliados de la salud!

Y usted, ¿utilizaba ya alguna de estas soluciones antimosquitos? ¿Tiene alguna otra eficaz idea que desee compartir? ¿O por el contrario sigue usando la citronela para ahuyentarlos? Anímese a contar su experiencia dejando un comentario a continuación.

Fuentes

1. La idea original es del francés Dominique Baudoux, quien además de doctor en Farmacia es un gran investigador en aromaterapia científica, director general de Pranarôm, presidente del Colegio Internacional de Aromaterapia y autor de numerosos libros.


Comentarios 4 comentarios