Los arándanos son un fruto con un increíble potencial para mejorar la salud, dada su riqueza en numerosos nutrientes indispensables y su gran efecto antioxidante. Menos conocido hasta el momento es, en cambio, su importancia para la salud muscular en personas jóvenes, la cual acaba de poner en relieve una interesante investigación(1).

El estudio, realizado en la Universidad de Cornell, en Estados Unidos, ha evaluado el suero sanguíneo (la parte líquida de la sangre, sin hematíes, glóbulos blancos ni plaquetas) de las personas con una dieta enriquecida con arándanos. De ese modo ha comprobado cómo este factor afecta al crecimiento y la reparación de los músculos a través de la proliferación celular, la regulación del estrés oxidativo y el consumo de oxígeno, entre otros factores.

En concreto, la investigación se realizó sobre mujeres de diferentes rangos de edad y las participantes consumieron el equivalente a 1,75 tazas de arándanos frescos al día (aportados en forma liofilizada, a razón de 19 g por la mañana y por la noche). Por lo demás, se les pidió que evitaran otros alimentos ricos en polifenoles y antocianinas, para que estos no interfirieran en el resultado.

Como conclusión, aumentó el número de células progenitoras musculares y también se observaron indicadores relativos a la resistencia al estrés oxidativo, así como a un mayor consumo de oxígeno de las células. Eso sí, los resultados solo fueron apreciables en el rango de menor edad.

Fuente:

1. Jamie E Blum, Brandon J Gheller, Sinwoo Hwang, Erica Bender, Mary Gheller, Anna E Thalacker-Mercer. “Consumption of a Blueberry-Enriched Diet by Women for 6 Weeks Alters Determinants of Human Muscle Progenitor Cell Function”. The Journal of Nutrition, nxaa190.