Ictus: mucho cuidado con los ataques de ira y los disgustos, además de con los esfuerzos

Compartir

Hasta 1 de cada 11 supervivientes de ictus participantes en un estudio reconocieron haber sufrido un momento de ira intensa o de malestar emocional en la hora anterior. Y asimismo 1 de cada 20 habría realizado un gran esfuerzo físico en ese mismo lapso de tiempo.

Eso es lo que refleja un ensayo realizado a gran escala, en el cual se han analizado más de 13.000 accidentes cerebrovasculares agudos registrados en hasta 32 países(1). Para los investigadores responsables, la conclusión es clara: aunque muchos ensayos se centran en otras causas también importantes, como la hipertensión, la obesidad o el tabaquismo, estos factores cotidianos no deben descuidarse, ya que tienen mayor alcance del que parece.

Por último, los investigadores también probaron otra peculiar relación: el aumento en ese riesgo de sufrir un ictus es todavía mayor si el paciente no posee antecedentes de depresión.

Consejo de Salud en 1 Minuto: Enfadarse o disgustarse e incluso hacer cierto esfuerzo físico son gestos cotidianos de los que a veces resulta difícil escapar. Pero afortunadamente también hay otros hábitos que forman parte de nuestro día a día y que nos ayudan a protegernos eficazmente de los ictus. Aquí tiene un muy buen ejemplo de ello. ¡Tome buena nota!

Fuentes:

1. Andrew Smyth, Martin O’Donnell, Graeme J Hankey, Sumathy Rangarajan, Patricio Lopez-Jaramillo, Denis Xavier, Hongye Zhang, Michelle Canavan, Albertino Damasceno, Peter Langhorne, Alvaro Avezum, Nana Pogosova, Aytekin Oguz, Salim Yusuf. “On behalf of the INTERSTROKE investigators, Anger or emotional upset and heavy physical exertion as triggers of stroke: the INTERSTROKE study”. European Heart Journal, 2021; ehab738.


Comentarios 2 comentarios