Un estudio ha relacionado dos factores que hasta ahora parecía que no tenían nada en común, como es la tasa de abandono escolar que existe en España (la segunda más alta de la Unión Europea) y el número de fallecidos por enfermedad coronaria (el 30% de las muertes registradas al año en el país).

Y es que, según un grupo de investigadores, aumentar el número de años que se estudia permitiría reducir los riesgos de sufrir una enfermedad coronaria. En concreto, si se alargara 3,6 años la educación de los niños, éstos tendrían un 27% menos de probabilidades de padecer este tipo de enfermedades siendo adultos.

Para llegar a esta conclusión los investigadores analizaron 112 estudios que lograron reunir a 540.000 personas (entre Estados Unidos y Europa), y donde se asociaron 162 variantes genéticas con la educación.

Los resultados mostraron que estudiar durante más años estaba directamente relacionado con menor tabaquismo, menor índice de masa corporal (IMC) y menor colesterol en la edad adulta, que son los tres principales factores que pueden derivar en el desarrollo de enfermedades coronarias.

 

Fuente: Taavi Tillmann, Julien Vaucher, Aysu Okbay, Hynek Pikhart, Anne Peasey, Ruzena Kubinova, Andrzej Pajak, Abdonas Tamosiunas, Sofia Malyutina, Fernando Pires Hartwig, Krista Fischer, Giovanni Veronesi, Tom Palmer, Jack Bowden, George Davey Smith, Martin Bobak, and Michael V Holmes: “Education and coronary heart disease: mendelian randomisation study” British Medical Journal . 2017