Durezas, callos, rozaduras… ¡En verano sus pies le piden esto!

Compartir

Las altas temperaturas pasan una enorme factura a la piel en general, por lo que es importante conocer la mejor estrategia de cuidado de los pies en verano.

Seguramente le h pasado también alguna vez en una época de calor como esta: sale a dar un paseo veraniego pero, al cabo de un rato caminando, empieza a sentir una molestia en alguno de sus pies (si no en los dos).

Y es que el verano es una época en la que sufren más de la cuenta: se hinchan debido al calor, se irritan y aparecen rozaduras al sudar, se resecan y endurecen porque pasan más tiempo desprotegidos (por ejemplo, al usar chanclas o sandalias), etc.

De ahí que sea más importante que nunca cuidarlos bien.

La importancia del cuidado de los pies en verano

¿Sabe que para un buen cuidado de los pies hay que dedicarles al menos una hora a la semana?

Pero no piense que es una hora de latoso trabajo. ¡Nada de eso!

Es una hora de placentero autocuidado gracias a la que caminará mejor y su salud se resentirá menos.

No en vano los pies contienen innumerables terminaciones nerviosas de las que se valen terapias y técnicas como la reflexología podal para mejorar la salud a todos los niveles (e incluso combatir enfermedades).

Aquí puede conocer una completa estrategia en 4 pasos para mantener sus pies siempre a punto. Incluye la receta para un fantástico baño de pies, los mejores elementos exfoliantes y rehidratantes…

¡Esperamos que le saque todo el partido este verano!

Estrategia en 4 pasos para el cuidado de los pies en verano


Comentarios 0 comentarios