Un amplio estudio, realizado con el objetivo de evaluar los riesgos y beneficios de las dietas para la salud a largo plazo, ha descubierto que las variaciones de peso repetidas tras regímenes de adelgazamiento aumentan claramente el riesgo de padecer cáncer(1).

 

Las cifras son elocuentes: un 11% más en el caso de cáncer de mama y un 23% más en el de endometrio. Además, en las mujeres que han experimentado más de cuatro períodos de “rebote”, el riesgo de cáncer de endometrio aumenta incluso hasta un 38%.

 

Así pues, este estudio recuerda que las dietas de adelgazamiento ocultan muchos peligros. Para perder peso de manera duradera y sana lo que hay que hacer es priorizar cambios definitivos en los hábitos alimenticios.

Fuentes:

 

  1. Welti LM, Beavers DP, Caan BJ, Sangi-Haghpeykar H, Vitolins MZ, Beavers KM. “Weight Fluctuation and Cancer Risk in Postmenopausal Women: the Women’s Health Initiative”. Epidemiol Biomarkers Prev; 26(5); 1-8. DOI: 10.1158/1055-9965.EPI-16-0611 Published January 2017.