Cada vez son más las personas que apuestan por añadir a su dieta habitual la toma de uno o varios complementos nutricionales para mejorar su salud, tanto física como emocional.

En concreto, la demanda de estos productos se duplicó a lo largo de 2020, año en el que se desencadenó la pandemia, tal y como confirma una investigación realizada por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS)(1). Y entre los complementos más demandados se hallan:

– Los que ayudan a paliar problemas psicológicos como el estrés, el shock postraumático y la angustia, así como la depresión. En este caso destacan los complementos de magnesio, de vitaminas del grupo B, de melatonina, de plantas calmantes como la valeriana o de fantásticas adaptógenas como la ashwagandha y la rhodiola.

– Los inmunoestimulantes, en particular complementos multivitamínicos y a base de minerales (destaca muy positivamente la importancia que cada vez más población da a la vitamina D, una sustancia clave en el refuerzo de las defensas). Pero también se apuesta cada vez más por extractos de hierbas como la equinácea, el saúco y el astrágalo.

– Los productos antienvejecimiento, con especial hincapié en la mejoría y protección de la salud de la piel. En este caso se apuesta especialmente por la vitamina C, el colágeno, el omega 3, el ácido hialurónico…

Consejo de Salud en 1 Minuto: Todos y cada uno de los nutrientes y plantas mencionados arriba poseen espectaculares beneficios para la salud cuando se sabe cómo tomarlos y dónde conseguirlos de una óptima calidad. Y de hecho por eso le hemos ido hablando de ellos en los últimos meses. Si le interesa alguno en particular, le animamos a recuperar esa información utilizando el buscador de nuestra web. ¡Encontrará todo lo que necesita para saber cómo tomarlos con todas las garantías!

Fuentes:

1. “Encuesta sobre la salud mental de los/as españoles/as durante la pandemia de la covid-19 avance de resultados”. Estudio nº 3312. Febrero, 2021.