El colesterol alto, la hipertensión, la falta de ejercicio o la obesidad son factores de riesgo cardiovascular. A ellos se añade ahora la falta de sueño, ya que un reciente estudio(1) ha señalado que dormir menos de 6 horas al día o despertarse varias veces durante la noche también supone un riesgo para la salud del corazón, ya que empeora todos esos factores.

La investigación que ha llegado a esta conclusión ha analizado el sueño de casi 4.000 españoles con una media de edad de 46 años, a los que además han realizado ecografías para detectar enfermedades cardíacas. Pudo comprobarse así que la falta de sueño aumenta los niveles de glucosa, la presión arterial, la inflamación y la obesidad, todos ellos factores asociados al riesgo cardiovascular.

Pero es que también se observó que los participantes que dormían menos de seis horas o cuyo sueño era discontinuo tenían una mayor acumulación de placas de ateroma en las arterias, aumentando el riesgo de arterioesclerosis, especialmente en mujeres.

 

Fuentes:

  1. Fernando Domínguez, Valentín Fuster, Juan Miguel Fernández-Alvira et al.: “Association of Sleep Duration and Quality With Subclinical Atherosclerosis”. Journal of the American College of Cardiology. 2019.