El colorrectal es uno de los cánceres con mayor tasa de mortalidad, con 900.000 fallecimientos anuales en todo el mundo. El problema es que los primeros síntomas que alertan de su presencia (dolor abdominal, repentina e inexplicable pérdida de peso, anemia…), coinciden con los de otras patologías menos graves, por lo que por lo general tarda en diagnosticarse.

Consciente de este problema, un equipo de científicos ha desarrollado la prueba inmunoquímica fecal (FIT, por sus siglas en inglés)(1). Se trata de un test muy sencillo de realizar y nada invasivo que mide la cantidad de hemoglobina en las heces, un factor muy relacionado con el desarrollo de este tipo de cáncer.

Se probó con unas 4.000 personas de al menos 50 años que presentaban unos síntomas considerados de bajo riesgo. Pues bien, 618 dieron positivo en presencia de sangre en las heces y, de ellos, 43 fueron diagnosticados de cáncer colorrectal en el plazo de un año. Es decir, que la prueba permitió adelantar un tratamiento que, si se hubiera seguido el procedimiento estándar, podría haber llegado demasiado tarde.

Consejo de Salud en 1 Minuto: el cáncer de colon tiene una elevada incidencia entre la población. Sin embargo, hay pautas muy concretas que pueden reducir el riesgo de sufrirlo casi a la mitad. Conózcalas aquí.  

Fuentes:

  1. 1. Bailey, S.E.R., Abel, G.A., Atkins, A. et al. “Diagnostic performance of a faecal immunochemical test for patients with low-risk symptoms of colorectal cancer in primary care: an evaluation in the South West of England”. Br J Cancer. 2021.