Para aligerar las digestiones pesadas, tan comunes después de una comida copiosa, las infusiones de hierbas naturales son una excelente opción. E interesan especialmente las elaboradas con plantas que ayudan a metabolizar el exceso de grasas.

Por ello lo mejor es que acuda al té verde, la cola de caballo, el boldo, el hinojo o la melisa, teniendo en cuenta que cada planta ofrece diferentes propiedades:

  • El té verde y la cola de caballo poseen un efecto diurético.
  • El boldo ayuda al hígado a metabolizar la comida.
  • Y el hinojo, la melisa o el comino son muy beneficiosos en caso de gases.

Para preparar la infusión basta con verter entre 10 y 20 gramos de cualquiera de estas plantas seca en 1 litro de agua, que deberá calentar hasta que rompa a hervir. A continuación, deje infusionar durante 5 minutos.

¡Su estómago lo agradecerá!