Este tóxico común aumenta el riesgo de enfermedad inflamatoria intestinal

Compartir

Ya existían evidencias de que la enfermedad inflamatoria intestinal (EII), caracterizada por una inflamación gastrointestinal crónica, puede desencadenarse por factores ambientales. Ahora un grupo de expertos ha relacionado esta patología con un herbicida de uso muy común: la propizamida(1).

Los investigadores han demostrado que este pesticida contiene sustancias químicas que potencian la inflamación del intestino delgado y grueso, lo que favorece que se desencadene la EII. Pero además han desentrañado su complejo mecanismo de actuación.

Así, han observado que ese pesticida interfiere en la regulación de los procesos inflamatorios por parte del sistema inmunitario. En concreto, que afecta al receptor de hidrocarburos de arilo (AHR), el cual está encargado de frenar la inflamación natural del cuerpo. Como consecuencia, el sistema inmunitario actúa de manera desproporcionada, hasta el punto de que acaba dañando al organismo.

Consejo de Salud en 1 Minuto: Este no es el único ejemplo de pesticida dañino para la salud cuyo uso está extendido. Por ello debe tener muy presentes estos consejos a la hora de lavar frutas y verduras para eliminar los posibles restos de esas sustancias tóxicas.

Fuentes

1. Sanmarco, Liliana M., Chao, Chun-Cheih, Wang, Yu-Chao et al.: “Identification of environmental factors that promote intestinal inflammation”. Nature. 2022.


Comentarios 0 comentarios