Muchas veces el ardor de estómago y las úlceras están provocadas por una bacteria, la Helicobacter pylori. Pero, ¿qué ocurre cuando no se detecta esta bacteria?

Unos investigadores suizos(1) han logrado demostrar que ésta seguiría siendo la responsable… ¡hasta en un 50% de los casos! Este fenómeno se explicaría porque la bacteria es capaz de “esconderse” y escapar a las formas de detección clásicas.

Este importante descubrimiento ha sido posible gracias a la utilización de una compleja técnica de diagnóstico de biología molecular: la reacción en cadena de la polimerasa.

Fuentes:

  1. Kiss S, Zsikla V, Frank A, Willi N, Cathomas G. “Helicobacter-negative gastritis: polymerase chain reaction for Helicobacter DNA is a valuable tool to elucidate the diagnosis”. Aliment Pharmacol Ther. 2016.