Si quiere proteger a su mascota de picaduras de mosquitos o parásitos, pero quiere evitar los  productos químicos, estas son unas buenas alternativas completamente naturales:

  • Ajo: tanto para parásitos internos como externos. Cuente con 1 diente de ajo mediano por cada 20 kg de peso del animal. Repita a diario durante 2 semanas y luego un par de veces por semana. Atención: no aplicable en gatos.
  • Tierra de diatomeas (de uso alimentario): dele 1 cucharada diaria por cada 25 kg de peso del animal. También se puede aplicar externamente.
  • Aceite esencial de citronela: un eficaz repelente contra los mosquitos. Mezcle 1 ml junto a 4 ml de aceite de oliva y aplique por el lomo 1 ó 2 gotas por cada 5 kg de peso del animal.
  • También destacan las semillas de calabaza (hay que calcular 1 cucharadita de semillas trituradas por cada 20 kg de peso del animal), la Artemisia annua (de uso interno y solo en animales sanos), el aceite de comino negro, el extracto de manzanilla o el de hojas de olivo.