Reciba nuestro e-letter gratuito

Las abejas también pueden ayudarnos frente a las infecciones

El propóleo es una resina elaborada por las abejas que destaca por su capacidad antiinfecciosa (antifúngico, antiséptico y antibiótico), además de por ser un potente anestésico, cicatrizante y antiinflamatorio. Para beneficiarse de todas sus propiedades puede tomarla en bruto, en extracto seco o en forma de tintura.

  • En otorrinolaringología es eficaz contra afonías, ronquera, anginas, dolores de garganta, tos, catarros, bronquitis, faringitis, otitis y sinusitis.
  • En estomatología ayuda a tratar las estomatitis, las gingivitis y las infecciones bucodentales.
  • En forma de enjuague bucal permite prevenir las caries y las parodontopatías.
  • En dermatología (uso externo), sirve para limpiar y cicatrizar las heridas, además de para tratar las micosis.
  • Además, un estudio demostró que el propóleo y el arándano rojo actúan en sinergia para evitar que la Escherichia coli se adhiera a la pared de la vesícula.

Por su parte la miel, rica en péptidos antibacterianos, destaca por ser un potente antiséptico. Ayuda en la cicatrización, siempre por vía externa. Es preferible no tomarla por vía interna, ya que es demasiado rica en glúcidos de absorción rápida (glucosa y fructosa).


Comentarios 0 comentarios