Los pacientes diagnosticados con una enfermedad reumática tienen más riesgos de desarrollar epilepsia, tromboembolismo venoso y linfomas. Estos son algunos de los datos ofrecidos en el último congreso centrado en la artritis reumatoide y sus comorbilidades(1).

También se confirmó que el sobrepeso está asociado a una mayor gravedad de la artritis psoriásica. De ahí la necesidad, advierten los expertos, de que en los tratamientos para estos pacientes se incluyan otros enfoques centrados en el estilo de vida.

Solo así, señalan, además de tratar el estado de las articulaciones y de la piel de los enfermos, podrá controlarse mejor su peso para evitar futuras complicaciones asociadas a la artritis.

 

Fuentes:

  1. Congreso anual de la Liga Europea de Reumatología (EULAR). Madrid. 2019.