Hacer ejercicio aeróbico forma parte del actual tratamiento no farmacológico para la fibromialgia. Sin embargo, como a muchos afectados por la enfermedad les resulta muy difícil llevar a cabo estos ejercicios (nadar, correr, montar en bici…) debido al dolor generalizado que causa la enfermedad, comenzó a promoverse el Tai chi como alternativa.

Hasta ahora ningún estudio había confirmado sus efectos, pero eso es justo lo que ha hecho un equipo de investigadores(1) al comparar los efectos del ejercicio aeróbico con los del Tai chi para el tratamiento de la fibromialgia. Para ello contaron con 226 pacientes a los que se dividió en dos grupos: uno debía realizar actividades aeróbicas dos veces por semana durante 6 meses y el otro debía practicar Tai chi siguiendo cuatro programas diferentes (hacer los ejercicios una o dos veces por semana y durante 3 ó 6 meses).

Los resultados demostraron que, aunque la calidad de vida mejoró en todos los casos, esta mejora fue más visible entre aquellos que practicaron el Tai chi. Especialmente entre aquellos pacientes que habían realizado los diferentes ejercicios durante seis meses y con una frecuencia de dos veces a la semana.

Fuentes:

  1. Chenchen Wang, Christopher H Schmid, Roger A Fielding, William F Harvey, Kieran F Reid, Lori Lyn Price, Jeffrey B Driban, Robert Kalish, Ramel Rones, Timothy McAlindon: “Effect of tai chi versus aerobic exercise for fibromyalgia: comparative effectiveness randomized controlled trial”. British Medical Journal. 2018.