Durante el confinamiento las mascotas han sido un gran apoyo para afrontar esta dura etapa. A priori esta conclusión parece bastante lógica, pues son animales de compañía, pero un estudio ha querido profundizar en este aspecto para saber hasta qué punto los perros y gatos suponen un apoyo emocional en momentos especialmente complicados como los vividos los últimos meses(1).

Para ello se han encuestado a unas 1.300 familias españolas con mascotas en casa y las conclusiones han sido claras: cuanto peor lo ha pasado una persona durante el confinamiento, mayor apoyo emocional ha recibido por parte del animal de compañía. Y esa relación ha sido recíproca, ya que los animales también han recibido más abrazos y besos por parte de sus dueños en este período… incluso siendo conscientes estos últimos de que contradecían algunas recomendaciones sanitarias que insistían en no tocar demasiado a los animales.

Este es el primer estudio que valora los cambios en la relación entre humanos y animales debido a una alteración tan drástica de la rutina y el estilo de vida. Los resultados sugieren que la convivencia con animales es algo muy beneficioso, por lo que interesa promover esa relación. Eso sí, atendiendo a las peculiaridades y necesidades tanto de dueños como de animales.

Y es que en el estudio también se observó que los animales no han sido ni mucho menos ajenos al confinamiento: los perros estaban más nerviosos porque su rutina había cambiado drásticamente y los gatos, al tener más contacto de lo normal con las personas con las que conviven, han sufrido más estrés.

En definitiva, los beneficios de la relación entre los animales y sus dueños pueden ser enormes, pero deben atenderse recíprocamente: debemos cuidarles y darles cariño para que ellos también nos lo den.

Fuentes:
1. Jonathan Bowen, Elena García, Patricia Darder et al.: “The effects of the Spanish COVID-19 lockdown on people, their pets and the human-animal bond”. Journal of Veterinary Behavior. 2020