Menos de la mitad de las mujeres son capaces de detectar la sintomatología de un infarto, en comparación con el 57% de los hombres. Estas son las conclusiones del estudio realizado por la Sociedad Española de Cardiología (SEC), según el cual a las mujeres les cuesta más reconocer que están sufriendo un infarto, motivo por el que tardan mucho más en acudir a urgencias.

Para obtener estos datos se realizó un seguimiento durante 10 meses a 172 pacientes que habían sido diagnosticados con un infarto agudo de miocardio. Observaron así que, mientras los hombres tardaban una media de 98 minutos en ir a Urgencias a partir de detectar los primeros síntomas del infarto, ellas tardaban 237 minutos de media, ya que solían confundir los síntomas con problemas digestivos, respiratorios o trastornos ansioso-depresivos. Por tanto, ya estaban dentro del límite de riesgo de sufrir un infarto agudo de miocardio, que se produce entre las 3 y 4 horas siguientes a los primeros síntomas.

Por ello resulta de vital importancia conocer y aprender a identificar los síntomas que avisan de un infarto: dificultad para respirar, ganas de vomitar y dolor en la zona del esternón (que no varía con el cambio de posición o de respiración) que en ocasiones se extiende hasta la espalda, el cuello y el brazo izquierdo, pero a veces también hacia el brazo derecho.

Fuente: Sociedad Española de Cardiología