5 remedios naturales contra los sabañones

Con las bajas temperaturas muchas personas tienen sabañones. Y aunque no se trata de un problema de salud grave, sí puede llegar a afectar la calidad de vida de quien los sufre. Por ello le damos 5 remedios naturales para mitigar este trastorno cutáneo, además de prácticos consejos para prevenirlo.

Si alguna vez ha tenido sabañones, sabrá lo molestos que pueden llegar a ser.

Sobre todo si aparecen en las puntas de los dedos, lo que provoca que el más mínimo roce conlleve un intenso dolor que imposibilita hacer numerosas tareas del día a día: trabajar con el ordenador, limpiar, agarrar cualquier cosa con la mano, atarse los cordones…

Por ello, aunque no se trata de un problema de salud grave, puede llegar a afectar de modo considerable la calidad de vida de quien los sufre.

¿Qué son exactamente los sabañones?

El término médico es “eritema pernio” y se trata de un trastorno inflamatorio cutáneo.

En concreto, consiste en la inflamación de pequeños vasos sanguíneos de la piel como consecuencia de una repetida exposición al frío y la humedad.

Los sabañones suelen aparecer en las manos precisamente porque esta parte del cuerpo es la que más expuesta está a la intemperie. Pero también pueden producirse en los dedos de los pies y, en los casos más raros, en la nariz y las orejas.

Los principales síntomas son hinchazón y enrojecimiento, acompañados de un fuerte picor.

A veces la inflamación es tan intensa que al tocar la zona del sabañón, aunque sea muy levemente, el dolor que se experimenta es similar al de tener una astilla o aguja clavada en la piel.

Estas lesiones no son permanentes y tienden a desaparecer a los pocos días, incluso sin haber seguido ningún tratamiento específico.

Ahora bien, hay que tener en cuenta que en ocasiones la herida derivada del sabañón puede llegar a infectarse, por lo que es necesario tratarla de manera adecuada para que la situación no se agrave.

¡Haga frente a los sabañones de manera natural!

Si las bajas temperaturas y la humedad se mantienen en el tiempo, los sabañones pueden llegar a durar varias semanas. Y esa mayor duración conlleva un mayor riesgo de posibles infecciones.

Por ello no conviene esperar a que se curen por sí solos. Sobre todo si tiene a su disposición remedios caseros que ayudan a acelerar el proceso, como los que le indico a continuación.

Todos están basados en ingredientes naturales, ampliamente reconocidos por sus capacidades protectoras de la piel.

1.     Caléndula

Es una de las plantas más conocidas por sus propiedades antiinflamatorias, de las que puede beneficiarse por vía externa.

Para ello prepare una infusión con las hojas de la planta Calendula officinalis. Una vez lista, y asegurándose de que el líquido no esté muy caliente, viértalo en un recipiente donde pueda meter la mano en la que hayan aparecido los sabañones.

Y en el caso de que se encuentren en las orejas, basta con mojar un algodón y pasarlo por la zona inflamada con cuidado.

2.     Manzanilla

Esta planta (Chamaemelum nobile) es otra de las imprescindibles en el tratamiento de muchos trastornos cutáneos. Por ejemplo, es habitual en caso de dermatitis, donde se emplea como coadyuvante del tratamiento convencional gracias a sus propiedades antiinflamatorias.

En caso de sabañones resulta muy útil la infusión de sus flores, que igualmente puede aplicar por vía cutánea.

3.     Miel

Numerosos estudios han confirmado las propiedades hidratantes y cicatrizantes de la miel. Es muy conocida porque ayuda a acelerar la curación de las heridas, si bien también destaca como antiséptico y calmante (aquí puede conocer otros de sus muchos beneficios).

Respecto a los sabañones, basta con aplicar un poco de miel directamente sobre la zona inflamada, a base de pequeños masajes.

4.     Romero

De propiedades relajantes y antiinflamatorias, esta planta (Salvia rosmarinus) es muy útil para preparar aceites para masajes.

Para elaborarlo mezcle un puñado de hojas de romero con 2 tazas de aceite de oliva virgen extra y deje reposar durante 5 días, removiendo a diario. Una vez la mezcla esté lista, cuélela para eliminar los restos y consérvela en un recipiente de vidrio tintado para preservarlos de la luz.

Al aplicar este aceite con pequeños movimientos circulares conseguirá mitigar la inflamación y el dolor asociado.

5.     Vid roja

Por último, la vid roja (Vitis vinifera) es otra planta muy conocida dentro de la medicina natural. En concreto por sus propiedades vasoprotectoras, lo que la hace muy útil en caso de trastorno circulatorio: varices, hemorroides, piernas cansadas…

Para los sabañones también puede beneficiarse de la infusión de sus hojas. Aplíquela sobre la piel afectada, siempre a base de suaves masajes.

Cómo prevenir los sabañones

Como siempre digo, la prevención es la mejor defensa para hacer frente a cualquier problema de salud.

En el caso de los sabañones, esto pasa por limitar la exposición al frío en todo lo posible. Sobre todo si los vasos capilares de manos y pies son especialmente sensibles, como por ejemplo le ocurre a las personas que tienen el denominado “Síndrome de Raynaud”. (1)

Por ello, le invito a leer este texto, en el que se indican algunos consejos y recomendaciones para hacer frente al frío intenso. Muchos le sonarán, pero seguro que otros le sorprenderán y resultarán muy útiles.

Fuentes

Se trata de un trastorno caracterizado por un estrechamiento de las pequeñas arterias de manos y pies. Esto hace que se reduzca el flujo sanguíneo de la zona, lo que conlleva una mayor sensibilidad a los cambios de temperatura.

Imagen: Public Domain – Wikimedia Common


Comentarios 0 comentarios