Como todos los días, suena el despertador, se levanta, se ducha, y desayuna tranquilamente en la cocina, leyendo el periódico o viendo la televisión.

¿Nota algo raro? No, aparentemente todo es normal.

Pero están ahí, acechándole, dispuestos a acabar con su salud.
Aunque usted no sea consciente, en los espacios cerrados está rodeado de “asesinos” silenciosos, incoloros e inodoros que flotan en el ambiente. Se les conoce como compuestos orgánicos volátiles (COV) y son una de las peores lacras de la vida moderna, a los que apenas se presta atención.
Llegaron a su dormitorio, al salón de su casa o a su lugar de trabajo de la mano inocente del pintor que pintó las paredes, el carpintero que hizo los muebles o el informático que le trajo el ordenador. Y allí siguen, instalados en su vida, intoxicándole poco a poco y poniendo en serio riesgo su salud.
Estos son los principales:
  • El formaldehído, presente en la mayoría de las colas.
  • La acetona, que se encuentra en las pinturas industriales.
  • Los retardantes de llama organofosforados, rociados sobre el mobiliario para ralentizar el avance de un posible incendio.
  • Las moléculas tóxicas de los componentes informáticos.
Al principio, los efectos inmediatos de la exposición a los COV son molestos, aunque no especialmente graves: dolores de cabeza, problemas de vista, fatiga, conjuntivitis… Pero si ésta se prolonga durante más de 10 años, la cosa cambia: el riesgo de contraer determinados tipos de cáncer, como el de hígado, riñón y pulmón (algunos de los más letales) aumenta peligrosamente.
Y lo peor de todo es que ante este problema hay poco o nada que hacer: habría que tirar los edificios abajo y construirlos de nuevo con materiales ecológicos, prescindir de los equipos informáticos o dejar de acudir a su lugar de trabajo.

 

¿Qué puede hacer entonces?

Afortunadamente, cuando la mano del hombre no alcanza, la naturaleza siempre tiene una solución. La encontrará en el próximo número de Plantas & Bienestar, en un artículo especial sobre los COV. Como puede imaginarse, ya le adelanto que proviene del mundo vegetal.
Son plantas muy especiales, con la capacidad para eliminar los contaminantes que se encuentran en el aire con su mera presencia. Pero no voy a desvelarle ahora de qué especies se trata: me gustaría que fuese usted quien lo descubra en el artículo del que le hablo. Sólo así, leyéndolo al completo y con detenimiento, tomará conciencia del riesgo real y encontrará la solución a la exposición a los COV en su día a día.
Tan sólo le diré que fue un investigador de la NASA quién descubrió el efecto purificador de las plantas en el ambiente mediante el “biomimetismo”, el principio de imitación de la vida en la naturaleza. Tras su exhaustivo estudio, pudo determinar qué plantas eran las idóneas para situar en los espacios cerrados y sus efectos beneficiosos sobre la salud.
Le reitero la importancia que tiene que lea este artículo. Y no sólo por su salud a corto y a largo plazo, sino también por las múltiples ventajas que tiene convivir con plantas.
Sin ir más lejos, otros estudios hablan de su efecto reductor del estrés, del incremento de la productividad, de facilitar la concentración y contribuir a la armonía y al bienestar general. Incluso un estudio reveló que las plantas y flores en los hospitales ¡mejoran la recuperación de los pacientes!
Es increíble lo que una planta puede hacer por usted sólo por tenerla a su lado.
Le recomiendo que ponga una (o mejor aún, varias) de estas plantas en su vida. En su casa, en su lugar de trabajo, en los espacios comunes… ¡sólo obtendrá beneficios de su compañía!
Este artículo sobre las razones para tener a las plantas siempre cerca le será muy útil y de gran interés. Pero en el número de septiembre de Plantas & Bienestar encontrará otras muchas soluciones naturales para sus problemas de salud que no se puede perder. También en el próximo número:
  • ¡ALERTA MICROBIOTA! Su intestino está en peligro, pero aún está a tiempo de salvarlo. Aunque usted no se dé cuenta, el estrés, el ritmo de vida, los medicamentos (especialmente los antibióticos), el alcohol o las intolerancias alimentarias están amenazando su flora intestinal; y está en sus manos reestablecer su equilibrio. Aprenda cómo hacerlo en el artículo especial “A fondo” con 8 PLANTAS Y SUSTANCIAS NATURALES que le ayudarán a conseguirlo. No lo deje para mañana, es más importante para su salud de lo que usted piensa.
  • CREMA DE CALÉNDULA. La caléndula es la flor antiinflamatoria y cicatrizante por excelencia. Quemaduras, sequedad, picaduras, infecciones… da igual cuál sea el problema que tenga en su piel, esta pequeña flor tiene propiedades analgésicas, antisépticas y antibacterianas que asombrarán a cualquier dermatólogo. Aprenda a PREPARAR SU PROPIA CREMA para combatir las agresiones externas con la receta que encontrará en este número de tintura madre (TM) de caléndula. ¡Verá qué fácil y económico le resulta! Y si prefiere una crema multiusos a base caléndula… ¡también le damos la receta!
  • PLANTAS QUE CASI SE CUIDAN SOLAS. Algunas plantas medicinales dan mucho y piden muy poco a cambio. Las que va a conocer en este artículo, ni siquiera necesitan sol. Son 9 plantas medicinales que le proporcionan las soluciones más eficaces para su salud por pobre que sea la tierra y SIN NECESITAR APENAS CUIDADOS. Ya no tiene excusas para tener frescas y siempre a mano para sus preparaciones- tanto medicinales como culinarias- estas plantas que no pueden faltar en su hogar.
  • INCIENSO CONTRA LA INFLAMACIÓN: la ciencia da la razón a la tradición. Si la medicina ayurvédica lleva prescribiéndolo durante tantos siglos por sus propiedades antiinflamatorias, ¿cómo no iba a tener razón? Ahora la ciencia demuestra su contundencia FRENTE A PATOLOGÍAS INTESTINALES como la enfermedad de Crohn o la colitis crónica. ¡Y sin uno solo de los efectos secundarios de los medicamentos! Comience a beneficiarse del incienso contra éstas y otras patologías desde ya mismo.
¿No puede esperar a leer todo esto? Empiece a recibir Plantas & Bienestar suscribiéndose aquí. En este nuevo número también descubrirá:
  • El “biomimetismo”: inspirarse en la naturaleza para SOLUCIONAR LOS PROBLEMAS DE NUESTRO PLANETA. En la entrevista de este mes, el Dr. Gauthier Chapelle nos cuenta cómo utilizar este nuevo enfoque frente al calentamiento global, las energías contaminantes o la gestión de los residuos. Sólo hay que observar a la naturaleza… y saber escucharla.
  • Su baño, como los chorros del oro. ¿Productos de limpieza químicos? Ni por asomo. Los SANITARIOS de su baño quedarán como nuevos sólo con estos ingredientes, 100% naturales y muy económicos. ¡Ver para creer!
  • ¡No hay nada mejor para depurar su organismo! La BARDANA (Arctium lappa) es capaz de drenar el hígado, los riñones y la piel ¡al mismo tiempo y de una pasada! Es tan potente que debe conocer perfectamente las dosis y forma de preparación para utilizarla correctamente. ¿Le enseñamos cómo?
  • ¿Le apetece un aperitivo? Aquí tiene uno 100% natural y sin alcohol que además de refrescarle le ofrece INFINIDAD DE BENEFICIOS para su salud: combate los gases y la hinchazón intestinal, es antiséptico, calmante, antioxidante y tónico digestivo. Los ingredientes que verá en la receta y un poco de hielo es todo lo que necesita para ganar en salud mientras se refresca. ¡No se lo pierda!

No espere más para adentrarse en el fascinante universo del poder curativo de las plantas. Puede suscribirse haciendo clic en el siguiente enlace.