¿Qué es la felicidad?

Aunque se ha intentado describir de muchas formas, en realidad la felicidad es un estado mental. Es decir, que empieza aquí:

 

Es en su cerebro, concretamente en las pequeñas interconexiones que existen entre las neuronas, donde se libera la serotonina, la conocida como “hormona de la felicidad”.

Este neurotransmisor es el responsable de las reacciones químicas que hacen que usted se sienta bien. Cuando sus niveles son adecuados, la acción de la serotonina le permite sobrellevar las preocupaciones, las inquietudes, las dudas, la angustia, la tristeza… Pero cuando la producción de serotonina se reduce, le asaltan las emociones negativas.

Así, ante un problema determinado (ya sea familiar, en el trabajo, de pareja…) usted puede sentirse ansioso, tener cambios repentinos de humor e incluso encontrarse un poco deprimido. En otras palabras, puede sufrir un desequilibrio emocional.

Por eso hoy quiero ayudarle a mantener unos niveles óptimos de esta increíble hormona. O, lo que es lo mismo, a que sea usted más feliz y positivo.

Para ello quiero compartir con usted una solución natural que no todo el mundo conoce y que tiene un efecto increíble sobre los desequilibrios emocionales. Se basa en una planta que estimula la producción de serotonina y que le va a permitir:

  • Prevenir los bajones emocionales.
  • Mejorar su estado de ánimo en general.
  • Reducir el estrés y la ansiedad.
  • Aliviar los síntomas de depresión leve.
  • Favorecer el sueño y la tranquilidad.

Puede que en este momento no se acabe de creer todo lo que una única planta puede hacer por su felicidad. Pero le aseguro que cuando conozca su mecanismo de acción sobre las partes del cerebro que regulan el bienestar emocional no tendrá ninguna duda.

La ciencia, sobre todo la química, tiene ahora la palabra.

La química de la felicidad: entre la serotonina y el triptófano

La serotonina es uno de los principales neurotransmisores del cerebro, es decir, actúa como un “mensajero”, implicado en diferentes aspectos del comportamiento y del estado de ánimo. Así, esta molécula es capaz de regular el apetito, el umbral del dolor, el sueño, los estados de ansiedad, de pánico y de depresión. Y, por el contrario, su carencia conlleva desajustes emocionales. (1)

Dentro de los neurotransmisores, la serotonina (junto a la dopamina, la melatonina y la adrenalina) pertenece a la categoría de los denominados “monoaminérgicos”, aquellos que el organismo produce a partir de un solo aminoácido: el triptófano (L-triptófano).

Este precursor es la “materia prima” necesaria para la fabricación de la serotonina en el cerebro. Su importancia es capital ya que la serotonina afecta a las funciones cerebrales como la atención, la motivación o la emoción. Pero su efecto es temporal, por lo que es necesario aportar triptófano y otros precursores a través del torrente sanguíneo de forma sostenida. De lo contrario, esa materia prima se acabaría. (2)

Además, hay que tener en cuenta que la serotonina también se convierte en la molécula N-acetilserotonina, precursora de la melatonina. Por ello, el triptófano también tiene una incidencia directa en los ciclos de sueño-vigilia.

En resumen, el triptófano es imprescindible para sintetizar la serotonina en el cerebro y debe ser aportado con regularidad.

Pero, como va a ver a continuación, no siempre le resulta fácil cumplir su misión. Y cuando esto sucede, se refleja negativamente en las emociones que usted siente.

Cuando el triptófano no llega a su cerebro

El primer inconveniente con el que se encuentra el triptófano es su condición de aminoácido esencial, es decir, que el cuerpo humano no es capaz de fabricarlo a pesar de necesitarlo a diario. La única opción para evitar que le falte es su ingesta a través de la alimentación. En principio, esto no debería suponer mayor problema, ya que el triptófano se encuentra en alimentos como el huevo, la carne, los lácteos, la soja y algunas frutas como el aguacate o el plátano. (3)

Pero la realidad es que la dieta no siempre aporta el triptófano necesario para que el organismo pueda sintetizar de manera natural las cantidades idóneas de serotonina (para regular el estado de ánimo) y de melatonina (para regular el sueño).

Y las cosas se complican aún más debido a un segundo obstáculo: en su tortuoso viaje hacia el tejido cerebral el triptófano también es requerido por otros tejidos del cuerpo para la síntesis de proteínas y de vitamina B3 (niacina). En otras palabras, no todo el triptófano que usted ingiere con la dieta consigue llegar al cerebro ni es utilizado únicamente para la síntesis de serotonina.

Entonces, si la ingesta de triptófano es insuficiente y encima no todo el triptófano llega a su destino… ¿cómo es posible mantener los niveles adecuados de serotonina?

La naturaleza es sabia y tiene la solución.

Existen ciertos metabolitos intermedios del triptófano que son capaces de “engañar” al cuerpo y llegar directamente al cerebro sin ser captados por otros tejidos.

Y la investigación científica ha demostrado que precisamente uno de ellos, el denominado 5-HTP (5-hidroxitriptófano), podría ser más efectivo para la síntesis de serotonina que el propio triptófano. (4)

5-HTP: la clave de la felicidad

Es decir, la solución para mantener los niveles adecuados de serotonina estaría en la transformación del triptófano en su metabolito intermedio 5-HTP (se trata del mismo aminoácido que el organismo produce a partir del triptófano ingerido).

Triptófano (aminoácido)  →  5-HTP (metabolito intermedio)   →   Serotonina (neurotransmisor)

Son varias las ventajas sustanciales que el 5-HTP, como precursor directo de la serotonina, ofrece sobre el triptófano y que la ciencia ha detectado:

  • El 5-HTP llega al cerebro más fácilmente que el triptófano, ya que es capaz de atravesar la barrera hematoencefálica sin sufrir los intentos de captación por otros tejidos. (5)
  • El 5-HTP se ha descrito como totalmente seguro para la salud y efectivo para aumentar los niveles de serotonina en el cerebro, en dosis diarias entre los 50 y 200 mg. (6)
  • La suplementación directa con triptófano no aumenta significativamente los niveles de 5-HTP en el organismo, por lo que es recomendable utilizar directamente complementos nutricionales ricos en este metabolito. (7)

Por todo esto, el 5-HTP es el precursor ideal para sintetizar la serotonina en el cerebro, ya que accede hasta él directamente y no se producen pérdidas por el camino. Y por ello también es la mejor opción para ayudarle a salir de un bache y recuperar la estabilidad emocional.

Probablemente se estará preguntando cómo y dónde puede conseguir esta increíble sustancia.

¿Recuerda la planta de la que le hablé al principio?

Pues ahora es el momento de que la conozca en profundidad.

El 5-HTP que le ofrece la naturaleza

La grifonia (Griffonia simplicifolia) es una planta leguminosa de uso tradicional que crece en la sabana de varios países africanos. Históricamente sus hojas se han empleado para ayudar a curar cicatrices en uso tópico, el jugo de las mismas se ha utilizado como enema y para los trastornos de riñón y las habas o semillas como afrodisiaco y antibiótico. (8)

Pero es su riqueza precisamente en 5-HTP lo que no tiene comparación.

Desde el punto de vista de su composición, las semillas de grifonia se caracterizan por un alto contenido (de media un 12%) de este precursor de la serotonina. Además, el 5-HTP que se encuentra en esta planta es exactamente el mismo aminoácido que el organismo produce de forma natural, y que es necesario aumentar en ciertos casos para asegurar una estabilidad emocional.

Los rigurosos estudios científicos de que han sido objeto los preparados de semillas de grifonia avalan sus propiedades para tratar multitud de desórdenes de tipo emocional: favorecen el sueño, reducen la ansiedad, alivian los síntomas propios de los estados depresivos y de los desórdenes afectivos estacionales, mejoran el estado de ánimo, estimulan el proceso cognitivo y disminuyen la sensación de hambre.

Así, las semillas de grifonia han demostrado ser eficaces en el tratamiento de una amplia variedad de afecciones como, por ejemplo:

Depresión. (9)

Fibromialgia, por su efecto positivo para aliviar los síntomas de la enfermedad. (10)

Obesidad, ya que actúa como inhibidor del apetito, sobre todo de los alimentos glucídicos ricos en calorías. (11)

Dolores de cabeza crónicos, reduciendo su intensidad y su frecuencia. (12)

Insomnio, promoviendo la tranquilidad y aumentando la calidad del sueño. (13)

Estrés afectivo, como el derivado de los problemas de pareja. (14)

Otro importante factor a tener en cuenta es que la ingesta del 5-HTP procedente de la grifonia no presenta efectos secundarios ni riesgo de dependencia. Permite reducir los estados de ansiedad y depresivos con eficacia y sin alterar el funcionamiento natural del cerebroal contrario que ocurre con los ansiolíticos y los antidepresivos de síntesis.

Hay que recordar que los fármacos clásicos recetados contra la depresión (tipo Prozac) bloquean la recaptación natural de la serotonina, provocando múltiples efectos secundarios como aumento de la tensión arterial, palpitaciones, estreñimiento, náuseas, cefaleas, etc. Y además sólo actúan de forma temporal. (15)

El 5-HTP presente en la grifonia es, por consiguiente, una respuesta segura, directa y sumamente eficaz para ayudar a recuperar la calma, mejorar su estado de ánimo y la calidad del sueño.

Si quiere comenzar a prevenir y tratar los desequilibrios emocionales de forma natural ya sólo le queda saber qué complemento nutricional es el ideal para hacerlo.

El complemento que le hará sentirse mejor

Como le he explicado en otras ocasiones, en el caso de los complementos que trabajan con extractos herbales la estandarización es la mejor manera de asegurar la calidad, la eficacia terapéutica y la seguridad del producto.

Pero es que en el caso de la Griffonia simplicifolia, para que esta pueda postularse como una respuesta natural ante estados depresivos es totalmente imprescindible que esté estandarizado en su principio activo fundamental, el precursor de la serotonina 5-HTP.  Por este motivo, el laboratorio Anastore ha desarrollado un complemento que asegura un mínimo del 30% en 5-HTP.

Esto quiere decir que con el consumo regular de 3 cápsulas al día usted obtiene 510 mg de extracto seco de semillas de grifonia que le aportan 153 mg de 5-HTP de una fuente natural, lo que se corresponde con las dosis empleadas en los principales estudios que acabamos de ver.  Tomando una cápsula con un vaso de agua antes de las tres comidas principales usted podrá:

Estimular la producción natural de serotonina en estados carenciales. Tenga en cuenta que, con el paso de los años, la producción de serotonina se reduce. Además, el estrés diario también puede reducir su tasa, provocando un estado depresivo, cansancio, ansiedad e insomnio.

Garantizar el reabastecimiento regular de serotonina, indispensable para prevenir los estados depresivos o de ansiedad y disfrutar de un sueño de calidad.

Y todo ello de una forma natural con una única planta y sin afectar al funcionamiento natural del cerebro, al contrario que los antidepresivos de síntesis.

No se trata de ser siempre feliz a toda costa. Pero en el mundo en el que vivimos a veces necesita que le echen una mano para enfrentarse a las circunstancias de la vida, gestionarlas con la mejor actitud y mantener el equilibrio emocional.

El complemento que hoy le recomiendo le ayudará a hacerlo.

Si lo desea, puede pedirlo en este enlace.

¡A su salud!

Felipe M. Miller

P.D: Este complemento está indicado únicamente para adultos y, en el caso de estar tomando cualquier medicación, deberá consultar previamente con su médico. De hecho, es tal su eficacia que la grifonia no debe consumirse al mismo tiempo que fármacos antidepresivos inhibidores de la recaptación de serotonina o inhibidores de la enzima monoamina oxidasa (IMAO), ya que la combinación de ambos podría elevar demasiado sus niveles de serotonina.

 

 

Fuentes:

  1. Alan Frazer and Julie G Hensler. Serotonin Involvement in Physiological Function and Behavior.
  2. Blows WT1. Neurotransmitters of the brain: serotonin, noradrenaline (norepinephrine), and dopamine. J Neurosci Nurs. 2000 Aug;32(4):234-8.
  3. Montse Vilaplana i Batalla. Alimentación y neuronas. Revista farmacia profesional. Vol. 30. Núm. 6.Noviembre 2016 Alan Frazer and Julie G Hensler. Serotonin Involvement in Physiological Function and Behavior.
  4. Murray, N. D. M. 1998. “5-HTP – The natural way to overcome Depression, Obesity and Insomnia”. Bantom Books, New York.
  5. Birdsall TC. 5-Hydroxytryptophan: a clinically-effective serotonin precursor. Altern Med Rev. 1998 Aug;3(4):271-80.
  6. Craig Schneider MD, Theodore Wissink MD, in Integrative Medicine (Fourth Edition), 2018.
  7. Turner EH, Loftis JM, Blackwell AD. Serotonin a la carte: supplementation with the serotonin precursor 5-hydroxytryptophan. Pharmacol Ther. 2006 Mar;109(3):325–38.Dwuma-Badu D. Constituents of West African Medicinal Platns XVI . Griffonin and Griffonil ide, Nove Constituents of Griffonia simplicifol ia. L/oydia 1976;3986:385-90.
  8. Meyers S. Use of neurotransmitter precursors for treatment of depression. Altern Med Rev. 2000;5(1):64-71
  9. Juhl JH. Fibromyalgia and the serotonin pathway. Altern Med Rev. 1998;3(5):367-75
  10. Meguid MM, Fetissov SO, Varma M, Sato T, Zhang L, et al. Hypothalamic dopamine and serotonin in the regulation of food intake. Nutrition. 2000;16(10):843-57
  11. De Benedittis G, Massei R. Serotonin precursors in chronic primary headache. A double-blind cross-over study with L-5-hydroxytryptophan vs. placebo. J Neurosurg Sci. 1985 Jul-Sep;29(3):239-48.
  12. Davis JM, Alderson NL, Welsh RS. Serotonin and central nervous system fatigue: nutritional considerations. Am J Clin Nutr. 2000;72(2 Suppl):573S-8S
  13. Emanuele et al. (2010) An open-label trial of L-5-hydroxytryptophan in subjects with romantic stress. Neuro Endocrinol Lett 31(5):663-6.
  14. J. Medina, M. García de León. Efectos secundarios de los antidepresivos. Revista Vigilia-sueño. Vol. 16. Núm. S1.Marzo 2004. páginas 1-57