¿No le da la sensación que su médico no enferma nunca? ¿Se había parado a pensar en ello alguna vez?

Un estudio británico publicado en BMJ (publicación originalmente conocida como British Medical Journal) apunta que los médicos son de los profesionales que menos enferman.

De hecho, de acuerdo con los datos analizados su tasa de absentismo por enfermedad es dos veces inferior a la de la media de la población activa en Reino Unido (en concreto, de 1,2% frente al 2,5%). (1)

Y en España, si bien la tasa de absentismo en el sector sanitario es una de las más altas, hay motivos para pensar que los médicos son de los que menos faltan a su puesto de trabajo. (2) (3)

Es decir, que aunque la lógica lleva a pensar que los médicos serían los primeros en sufrir al menos unas décimas de fiebre nada más desencadenarse una epidemia, dada la cantidad de enfermos que los rodean, en realidad sucede todo lo contrario.

Pero ¿por qué? ¿Se debe a la inmunidad adquirida después de haberse enfrentado a tantas enfermedades? ¿A las vacunas? ¿A un mejor conocimiento de los síntomas y los tratamientos que les permite curarse más rápido? ¿A que siguen mejores pautas de higiene?

No es la inmunidad

La explicación más extendida es que, a fuerza de curar gripes, resfriados y gastroenteritis, los médicos adquieren una enorme fortaleza inmunitaria.

Si eso fuese cierto, todas las personas que están en permanente contacto con enfermos deberían experimentar el mismo fenómeno. Y nos referimos en particular al personal de enfermería, que con frecuencia es quien administra las medicinas directamente a los pacientes.

Sin embargo, no es eso lo que ocurre en absoluto, más bien todo lo contrario.

En el mencionado estudio británico el gremio de los enfermeros presenta una tasa de baja por enfermedad del 4,5%, es decir, 2 veces superior a la del resto de la población y nada menos que ¡4 veces más! que los profesionales de la medicina.

Y esta cifra a su vez se ve superada por la que arrojan los trabajadores encargados del traslado de los enfermos (en este caso alcanza el 5,5%). (4)

Sin embargo, el personal de ambulancias y sobre todo los enfermeros estarían igual de vacunados que los médicos y respetarían las mismas normas de higiene.

Otras diferencias

Más allá del ámbito de la medicina el artículo de BMJ señala otras diferencias sorprendentes. Y es que los trabajadores del sector privado en Reino Unido tienen una tasa de absentismo por enfermedad del 1,9%, mientras que la de los empleados del sector público es de 2,9%.

Eso, teniendo en cuenta que en Reino Unido los médicos pertenecen al sector público, hace todavía más incomprensible la tendencia de los facultativos frente a la del resto de los empleados públicos (recordemos que su tasa de absentismo laboral es del 1,2%, frente al 2,9%).

Entonces -y una vez más-, ¿cuál es la explicación de todo esto?

Los médicos, ¿más motivados?

El estudio publicado por BMJ no da ninguna pista que explique esas diferencias; al menos, no más que otros artículos que he estado leyendo sobre este tema. Ahora bien, una vez hecha una pequeña pesquisa, permítame lanzar una hipótesis personal sobre esto:

¿Podría ser que los médicos estén, simplemente, más motivados? ¿Que acudan a trabajar incluso si están enfermos, tras tomarse un antiinflamatorio o un analgésico… o incluso apretando los dientes?

Soy consciente de que estas palabras van a enfadar a más de uno. Es posible que me acusen de “barrer para casa”, ya que entre mis amigos y mi familia hay algún que otro médico. Y quizá incluso alguien me eche en cara que infravaloro el mérito de los demás trabajadores, especialmente los del sector público. Pero nada más lejos de la realidad.

No busco ofender a nadie, pero sí puedo decir que he visto a mi alrededor a muchos médicos trabajar como locos durante 14 horas al día y 6 días a la semana.

Ser médico es una cuestión de carácter, de principio a fin. Para completar con éxito los estudios de Medicina y poder ejercer ya se requiere un alto nivel de compromiso, disciplina y dedicación, y es razonable pensar que ese compromiso se traslada después al ejercicio diario con los pacientes. (6)

Así, aunque hay quien apunta con cierta malicia a que el motivo de los médicos para no faltar al trabajo es el miedo a que eso perjudique a la propia carrera profesional, son más los autores y estudios que apuntan al compromiso con los pacientes y no querer que su ausencia perjudique también al trabajo de otros colegas.

Yo me inclino porque no faltan al trabajo por compromiso con su profesión. Y prueba de ello es que en nuestro país no son pocos los facultativos que solicitan oficialmente jubilarse más tarde o directamente no hacerlo, haciéndose cargo de las necesidades de personal y de formación que tiene el sistema. (5)

Explicación psicológica

Hay otra explicación que podría arrojar luz sobre el fenómeno que venimos comentando, y lo haría atendiendo a una visión muy particular -y completa- de la medicina (la “biología total”) que dice que todas las enfermedades tienen origen en un problema a nivel psicológico, en general causado por un conflicto.

De hecho, de acuerdo con esta teoría, la gripe es una enfermedad que aparece cuando uno sufre un conflicto “de territorio”.

Yves Rasir, periodista y experto en la materia a quien pregunté sobre este tema, explica que “la diferencia entre un médico y un enfermero es que el primero es generalmente un jefe independiente, que se impone a los pacientes y al resto del personal sanitario”.

Por el contrario, el resto de empleados suelen estar subordinados a los médicos y con frecuencia son tiranizados por los pacientes”, continúa. “Veo perfectamente lógico que el personal de enfermería sea mucho más propenso a los pequeños ‘conflictos territoriales’, por ejemplo, somatizados a través de trastornos respiratorios. Y es que de la boca de un enfermero sale con cierta frecuencia eso de ‘no lo soporto más’, ‘me pone malo’, ‘me enferma…

Interesante, ¿no le parece?

Fuentes:

  1. Donald R. Yance. Adaptogens in Medical Herbalism: Elite Herbs and Natural Compounds for Mastering Stress, Aging, and Chronic Disease. Simon and Schuster, 2013.1. “Sickness absence rates across the NHS”. BMJ 2018; 361 doi: doi.org/10.1136/bmj.k2210.
  2. Informe trimestral: Absentismo Laboral. Marzo 2019. Randstad Research.
  3. Elisa Álvarez. “El absentismo laboral de los médicos es de los más bajos del Sergas”. La Voz de Galicia. Diciembre, 2018.
  4. “Doctors’ sickness absence rate is a third of other hospital staff”. Data chart. Tom Moberly, UK editor, The BMJ 2018;361:k2210.
  5. Miguel Ángel Medina. Médicos que eligen no jubilarse en Madrid.“Tengo 75 años, la medicina está en mi ADN”. El País. Febrero, 2019.
  6. “Why doctors don’t take sick leave”. BMJ 2015;351:h6272 doi.org/10.1136/bmj.h6272 (Published 09 December 2015).