Perder peso de manera involuntaria, en el caso de personas mayores de 60 años, puede alertar de un posible cáncer colorrectal, pulmonar, pancreático o renal. Esta es la conclusión a la que ha llegado un equipo de investigadores de las universidades de Oxford y Exeter (Reino Unido)(1).

Para llegar a esta conclusión el grupo de investigadores revisó 25 estudios que, entre todos, analizaron a 11,5 millones de pacientes de estos tipos de cáncer. Observaron así que en los mayores de 60 años la repentina pérdida de peso estaba directamente relacionada con hasta 10 tipos diferentes de tumores.

A tenor de estos resultados los expertos señalan que es de vital importancia que los pacientes de más de 60 años vigilen su peso. De este modo, una súbita bajada de peso alertará de un posible caso de cáncer para que, en caso de que finalmente se diagnostique, se pueda poner en marcha cuanto antes el tratamiento adecuado.

 

Fuentes:

  1. Brian D Nicholson, William Hamilton, Jack O’Sullivan, Paul Aveyard and FD Richard Hobbs: “Weight loss as a predictor of cancer in primary care: a systematic review and meta-analysis”. British Journal of General Practice.