Hace unos días le envié un e-mail en el que hablaba sobre medidas naturales que ayudan a prevenir la diabetes.

Como le prometí entonces, hoy quiero centrarme en soluciones pensadas expresamente para aquellas personas que ya han desarrollado esta enfermedad y necesitan controlar su nivel de glucemia.

Si es su caso, antes de acudir a los fármacos (suele ser la primera recomendación dentro de la medicina convencional) tome nota de las siguientes soluciones vegetales:

  • Espirulina. Se trata de una pequeña alga unicelular que destaca por su potente actividad antioxidante, eficaz también para evitar el riesgo de complicaciones en caso de diabetes. Según un reciente metaanálisis, la toma diaria de 2 g de espirulina ayudaría a reducir el nivel de azúcar. (1)
  • Ginseng. Se ha demostrado que su toma también previene los riesgos asociados a la diabetes, en este caso gracias a su capacidad para inhibir la glicación de las proteínas (se produce cuando el azúcar se une a las proteínas e impide que realicen su función), lo que favorece el correcto funcionamiento de todo el organismo. La cantidad con la que se han observado estos efectos es de 3 g diarios de su raíz en polvo. (2)
  • Canela. Una revisión de estudios sobre las propiedades de la canela de Ceilán, de la que ya le hablé en la primera parte de este Tener Salud, ha demostrado que tomar al menos 120 mg diarios entre 4 y 18 semanas reduce significativamente el nivel de glucosa. (3)
  • Eucalipto. Ensayos realizados con animales han confirmado que la infusión de hojas de eucalipto -de tipo globulus– mejora el funcionamiento de las células pancreáticas productoras de insulina. (4)
  • Stevia. Su eficacia antidiabetes se debe a los esteviósidos que contiene: sustancias que reducen el exceso de glucosa en sangre y ayudan a potenciar la secreción de insulina. En concreto, la toma de 1 g de esteviósidos reduciría hasta en un 18% los niveles de glucosa. (5)
  • Zumo de arándanos. Una reciente revisión de estudios concluyó que el consumo diario de 240 ml de zumo de arándanos durante 12 semanas ofrece beneficios significativos a la hora de mantener a raya la enfermedad. (6)
  • Judías blancas. Sus vainas contienen faseolamina, una sustancia que se ha demostrado bloquea los hidratos de carbono, lo que evita que estos se descompongan en forma de moléculas de azúcar, incrementando con ello el nivel de glucosa en sangre. De momento solo se han confirmado estos efectos en ensayos con animales y en tomas de 1,5 g del producto por kilo de peso y día durante 20 días. (7)

Por supuesto, junto a estas medidas concretas también son aplicables las que le indiqué en mi anterior Tener Salud, centrado en la prevención de la diabetes y que puede leer en este enlace.

Asimismo, se ha demostrado que reducir el estrés ayuda a regular la enfermedad debido a que el cortisol, la conocida como “hormona del estrés”, incrementa los niveles de glucemia. (8)

Por tanto, si usted tiene diabetes le interesa practicar yoga, meditación o mindfulness, de efectos probados a la hora de controlar el estrés y sus efectos.

Otra apuesta segura es la toma de un complemento de magnesio, ya que este nutriente interviene directamente en el control del cortisol. Además, su efecto se vería reforzado si se combina con vitamina B6. (9)

Un último consejo

Si es constante poniendo en práctica las medidas que acaba de ver, ya sufra una diabetes declarada o tenga riesgo de padecerla, verá que le ayudarán a controlar la situación y a evitar así las complicaciones asociadas a esta patología.

Pero además puede contar con algo aún más valioso que no encontrará en ningún estudio: la experiencia del Dr. Fred Pescatore, toda una eminencia en medicina natural y que durante más de 30 años ha tratado con éxito la diabetes en cientos de pacientes. Sin duda su amplísimo conocimiento en este tema le resultará muy valioso.

Pinche aquí para saber más sobre su revolucionario Protocolo Antidiabetes.


¡A su salud!

Luis Miguel Oliveiras