Varios investigadores observaron que las personas que seguían una alimentación rica en magnesio gozaban de una buena salud cardiovascular.

Tras un estudio(1) realizado en personas con una media de 62 años de edad y obesas o con sobrepeso (y, por lo tanto, con riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares), se confirmó que la ingesta de un suplemento de magnesio a razón de 117 mg tres veces al día durante seis meses, aliviaba la presión de sus arterias y mejoraba su salud cardiovascular.

Las formas en las que se absorbe mejor el magnesio son el citrato de magnesio, el glicinato de magnesio, el lactato de magnesio y el quelato de magnesio.

Fuentes:

  1. Joris PJ, Plat J, Bakker SJ, Mensink RP.: “Long-term magnesium supplementation improves arterial stifness in overweight and obese adults: results of a randomized, double-blind, placebo-controlled intervention trial”. Am J Clin Nutr 2016 May; 103(5): 1260-6.