Seguir la dieta mediterránea contribuye a reducir significativamente la necesidad de medicarse entre los diabéticos. Así lo señala el estudio Predimed (Prevención con Dieta Mediterránea), en el que se analizan los beneficios de la dieta mediterránea(1).

Para la nueva investigación contaron con 3.230 diabéticos que fueron divididos en 3 grupos según el tipo de alimentación que debían adoptar: una dieta mediterránea con aceite de oliva virgen, una dieta mediterránea suplementada con frutos secos mixtos y una dieta baja en grasas (grupo control). Pasados los 3,2 años que duró el seguimiento se constató que los del primer grupo redujeron en un 22% la necesidad de tomar fármacos para controlar la diabetes.

Asimismo, la reducción de los medicamentos, junto a la alimentación que adoptaron los diabéticos de ese primer grupo, permitió que controlaran mejor el nivel glucémico que el resto de enfermos.

 

Fuentes:

  1. Javier Basterra-Gortari, Miguel Ruiz-Canela, Miguel A. Martínez-González: “Effects of a Mediterranean Eating Plan on the Need for Glucose-Lowering Medications in Participants With Type 2 Diabetes: A Subgroup Analysis of the PREDIMED Trial”. Diabetes Care. 2019.