Los primeros síntomas de la menopausia duran por lo general entre uno y dos años, aunque algunas mujeres pueden sufrirlos durante más tiempo. Los actuales tratamientos hormonales tienen resultados modestos y su nocividad a largo plazo sigue siendo un aspecto controvertido.

Pero un estudio(1) llevado a cabo en 84 mujeres que acababan de entrar en la menopausia ha demostrado que una suplementación de 6,5 mg al día de cohosh negro (Cimicifuga racemosa) permite reducir los síntomas a cuatro semanas. Las participantes que tomaron la suplementación tuvieron menos problemas circulatorios, psíquicos, físicos y sexuales en relación con las mujeres que tomaron un placebo.

El cohosh negro suele ser muy eficaz contra estos problemas, pero debe utilizarse con precaución en caso de problemas de hígado, ya que puede debilitarlo.

Fuentes:

  1. Mohammad-Alizadeh-Charandabi S, Shahnazi M, Nahaee J, Bayatipayan S. “Eficacy of black cohosh (Cimicifuga racemosa L.) in treating early symptoms of  menopause: a randomized clinical trial”. Chin Med 2013 Nov 1; 8(1): 20.