Una alimentación a base principalmente de frutas, verduras, legumbres y cereales integrales puede reducir hasta un 49% el riesgo de desarrollar diabetes”. Así de contundentes han sido los responsables de un reciente estudio centrado en la relación entre alimentación y diabetes(1).

La investigación, que ha contado con más de 60.000 personas, ha señalado que seguir esta alimentación es una de las medidas más efectivas: no solo reduce el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 (la variante más extendida de esta enfermedad metabólica), sino que también ayuda a controlarla a quien ya la padece. Y además mejora el estado de los afectados por diabetes tipo 1 (más común en jóvenes e incluso niños, es una patología autoinmune que destruye las célu­las pancreáticas responsables de producir insulina).

La razón está en que los vegetales favorecen la sensibilidad a la insulina y ayudan a mantener el peso, lo que mejora el nivel de glucemia en sangre. Y eso también reduce el riesgo de complicaciones asociadas a la enfermedad, ya sea a nivel del corazón, de los riñones o de los ojos.

Consejo de Salud en 1 Minuto: Frente a la diabetes, la mayoría de las veces la medicina convencional termina condenando al paciente a seguir un tratamiento farmacológico de por vida (y con medicamentos no exentos de efectos secundarios). Y eso a pesar de que existen soluciones eficaces y ampliamente avaladas por cientos de estudios -¡y por siglos de práctica!- como la que puede descubrir aquí.

Fuentes:

  1. Meghan A Jardine, Hana Kahleova, Susan M Levin et al.: “Perspective: Plant-Based Eating Pattern for Type 2 Diabetes Prevention and Treatment: Efficacy, Mechanisms, and Practical Considerations”. Advances in Nutrition. 2021.