Un metaanálisis ha confirmado que la estimulación de la médula espinal ofrece mejores resultados para reducir el dolor de tipo neuropático (de origen neural) en la columna vertebral y extremidades, en comparación con la toma de los medicamentos clásicos (gabapentina, antidepresivos tricíclicos y opioides) (1).

 

Se comprobó así que la estimulación espinal reducía a la mitad el dolor, en comparación con el tratamiento con medicamentos. Esta técnica, además, supone una alternativa muy atractiva para los casos en los que se desaconseja el uso de opioides para tratar dolores concretos. No obstante, no se han reportado beneficios evidentes en pacientes con dolor musculoesquelético (por ejemplo, fibromialgia), además de los que padecen artritis de rodilla o cadera.

 

Pero sí se ha comprobado que la estimulación en base a ráfagas de alta frecuencia y poco espaciadas, a diferencia de la que tiene una frecuencia más baja y que se venía empleando hasta ahora, ofrece más beneficios para reducir ese tipo concreto de dolor.

 

Fuentes:

 

  1. Tim Lamer, William Hooten, Bendel Markus, Halena Gazelka, Susan Moeschler, Mohammad Murad: “Spinal Stimulation for the Treatment of Intractable Spine and Limb Pain: A Systematic Review of RCTs and Meta-Analysis”. The American Academy of pain medicine. 2018.