La ingesta de medicamentos antipsicóticos o neurolépticos para el tratamiento de trastornos mentales severos podría alterar la función tiroidea de los pacientes. La investigación(1) que llegó a esta conclusión contó con 2.300 voluntarios de entre 18 y 65 años: 1.345 padecían esquizofrenia o trastornos del espectro bipolar, mientras que el resto eran personas sanas que sirvieron de control para el estudio.

Se demostró así que aquellas personas que sufrían trastornos mentales severos y estaban siguiendo un tratamiento con medicamentos tenían tres veces más probabilidades de desarrollar hipotiroidismo, así como el doble de riesgo de tener hipertiroidismo, en comparación con las que no tomaban ninguno de estos fármacos.

La investigación se centró en el uso de antipsicóticos, en concreto olanzapina y quetiapina, y demostró que aquellos pacientes que tomaban estos medicamentos tenían unos niveles más altos de la hormona estimulante de la tiroides que los que formaban parte del grupo de control.

 

Fuentes:

  1. Schizophrenia International Research Society (SIRS) 2018 Biennial Meeting. Los antipsicóticos podrían alterar la función tiroidea – Medscape – 25 de abr de 2018.