La adicción al juego ha experimentado un aumento significativo en España en los últimos años, siguiendo una tendencia visible en toda Europa. También se ha observado un menor tiempo de evolución de la ludopatía, ya que antes, cuando solo existía la opción de acudir en persona a casinos y casas de apuestas, podían transcurrir entre cinco y siete años hasta que terminara de desarrollarse esa adicción. Sin embargo hoy día, con las apuestas en línea o a través de aplicaciones móviles, ese tiempo se ha reducido a un año. Es decir, que en apenas unos meses una persona que ha usado por primera vez estas aplicaciones puede acabar siendo un ludópata.

Estos datos preocupan mucho, especialmente a los médicos(1), quienes señalan la necesidad de implantar programas de prevención que impliquen una cooperación entre psiquiatras y otros especialistas, y que además los profesionales de Atención Primaria cuenten con herramientas de diagnóstico eficaces.

Por último, exigen que los programas de prevención sigan el modelo adoptado contra el alcoholismo o el tabaquismo, lo que incluye una regulación más estricta en cuanto al horario de los anuncios de apuestas. Y es que casi la mitad de estos anuncios, tanto en televisión como en radio, se emiten en horario protegido.

 

Fuentes:

  1. Petición del Consejo de Colegios de Médicos de Cataluña (CCMC) y el Consejo del Audiovisual de Cataluña (CAC).