El 28% de la población adulta mundial, 1.400 millones de personas, corre el riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2, demencia y algunos cánceres debido a la falta de ejercicio físico, según la Organización Mundial de la Salud (OMS)(1).

Los datos proceden de un estudio que ha contado con 1,9 millones de adultos y considera como nivel recomendado de actividad al menos 150 minutos de intensidad moderada ó 75 minutos de actividad física intensa por semana. Un dato curioso es que la población de las naciones con mayores ingresos económicos realiza menos actividad física y el uso creciente de las nuevas tecnologías no hace más que agravar este problema.

Además, la actual práctica de ejercicio es igual a la que había en 2001, lo que previsiblemente impedirá que se cumpla el objetivo de la OMS de aumentar dicha actividad en un 10% para el año 2025.

 

Fuentes:

  1. Regina Guthold, Gretchen A Stevens, Leanne M Riley, Fiona C Bull: “Worldwide trends in insufficient physical activity from 2001 to 2016: a pooled analisys of 358 population-based surveys with 1.9 million participants. The lancet Global Health. 2018.