¿Sabía que la homeopatía tiene medicamentos muy eficaces, sencillos de utilizar y sin contraindicaciones para tratar los problemas de salud típicos del verano y las vacaciones?

Hoy va a conocer los que no deberían faltar en su botiquín de vacaciones, pues le sacarán de más de un apuro. Además de que por supuesto le serán enormemente útiles el resto del año.

Para elaborar esta lista he querido contar con la opinión de los que más saben de este tema, los médicos homeópatas, pues son los que mejor pueden ayudarnos a adentrarnos en estas soluciones.

El Dr. Jorge Manresa es pediatra y experto en homeopatía. Trabaja en un centro de salud pública de Cartagena (Murcia).

La lista de problemas de salud que podemos resolver con medicamentos homeopáticos es amplísima, y el verano es el momento perfecto para conocer estos medicamentos e incluirlos en nuestro botiquín”, asegura.

Además, los medicamentos homeopáticos “son muy seguros y eficaces, y su absorción en la mucosa bucal facilita una acción rápida”, continúa.

También destaca otro beneficio: la ausencia de contraindicaciones e incompatibilidades permite utilizarlos a cualquier edad y sea cual sea el estado previo de salud o medicación de base, por lo que pueden ser útiles en adultos, niños, mujeres embarazadas y personas polimedicadas.

A continuación tiene la lista de soluciones homeopáticas que el Dr. Manresa propone para el verano, directamente explicadas por él, y que no pueden faltar en su botiquín:

  • Traumatismos: El papel de Árnica Montana en toda aquella situación que implique un traumatismo o sobreesfuerzo muscular es de sobra conocido. Siempre suelo recomendar la toma de gránulos antes que la aplicación de cremas o sticks, limitados éstos por la presencia de heridas, dificultad para situar el lugar del traumatismo y tiempo de inicio de su acción.
  • Picaduras: La mejor prevención que conozco para evitar las picaduras de mosquitos es tomar Ledum palustre dos veces al día. Es altamente eficaz y nos evita poner repelentes químicos, generalmente poco eficaces y limitados por la edad. Valoremos su importancia como complementario junto con la quinina, en aquellos países en los que la picadura de un mosquito puede ser transmisora de enfermedades como la malaria. En caso de picadura podemos tratar los habones o ronchas tomando Apis mellifica de manera frecuente, incluso cada 15-30 minutos, espaciando las tomas conforme obtengamos la mejoría esperada. Los resultados serán mejores si lo alternamos con Ledum palustre 3 veces al día
  • Mareo (cinetosis): Resulta muy útil la toma de Cocculus indicus para prevenir y tratar los síntomas de mareo por el movimiento cuando viajemos en coche o barco, de modo preventivo y/o curativo. Para los que sufran de mareo en el avión Borax es un buen aliado.
  • Quemaduras: Si la quemadura, sea por la causa que sea, es de primer grado (sólo enrojecimiento) podemos tomar Apis mellifica del mismo modo que en el caso de las picaduras. Si la quemadura es de segundo grado (ampolla), no hay que romper ni manipular la ampolla. La toma de Cantharis 3 veces al día la hará desaparecer en 24-48 horas.
  • Urticaria: La lesión cutánea que la define es el habón o roncha, de mayor o menor tamaño, y el cambio de localización de las lesiones a lo largo del día. Apis mellifica como se ha indicado anteriormente es un aliado perfecto unido a una exclusión de la dieta durante unos días de plátanos, chocolate, marisco, pescados azules, frutos secos y chucherías.
  • Diarrea: Es algo frecuente cuando viajamos por los desajustes de horarios, comidas e intoxicaciones alimentarias; puede tratarse eficazmente incluyendo el componente doloroso, con la toma de Aloe compose tras cada deposición diarreica y espaciando las tomas conforme mejoremos.
  • Acidez y digestiones pesadas: También frecuente por los excesos alimenticios, podremos recurrir a Robinia pseudoacacia en el caso de la acidez, y Nux vómica en el caso de la digestión pesada por los excesos con la comida o bebida.
  • Alergia: Si precisamos un antihistamínico también podemos recurrir a la homeopatía y así evitar los problemas de somnolencia que se asocian a algunos de ellos. Con la toma de Poumon Histamine o Histaminum obtendremos un efecto rápido, exento de efectos secundarios y lo mejor de todo, podremos repetirlo varias veces en el día según lo necesitemos.

Si nunca ha probado la homeopatía para sus problemas de salud, le animo a “estrenarse” este verano. Dicen que cuando se prueban los medicamentos homeopáticos… ¡ya nunca salen del botiquín de casa!

Si quiere saber más sobre homeopatía, le recomiendo visitar la web “Hablando de homeopatía”, donde seis médicos homeópatas, entre los que se encuentra el Dr. Manresa, al que acaba de conocer, dan consejos expertos e información fiable sobre esta excepcional herramienta terapéutica.