¿Hipotiroidismo? Cuidado con estos alimentos

La tiroides es una pequeña glándula situada en la base del cuello encargada de producir las hormonas necesarias para regular diferentes funciones del organismo. Por esta razón, cuando la tiroides no trabaja adecuadamente y no produce la cantidad suficiente de hormonas, surgen diversos problemas de salud como obesidad, dolor en las articulaciones o trastornos cardíacos, entre otros. Es lo que se conoce como hipotiroidismo.

La principal medida para prevenir esta patología consiste en aportar yodo al organismo, ya que ese es el mineral con el que la tiroides fabrica las hormonas. Sin embargo, igual de importante que consumir alimentos ricos en yodo (bacalao, mejillones, algas, sal yodada…), lo es prescindir de los denominados “alimentos bociógenos”.

Se trata de alimentos que contienen tiocianatos, unos compuestos que dificultan la asimilación del yodo por parte del organismo y, por tanto, impiden que la hormona tiroidea fabrique las hormonas necesarias.

Algunos alimentos bociógenos, y de los que debe prescindir en caso de hipotiroidismo, son: col, espinacas, nabos, rábanos, colza, colinabos, mandioca, maíz, semillas de linaza, mijo, boniato y soja.

Consejo de Salud en 1 Minuto: El 50% de los casos de hipotiroidismo están sin diagnosticar debido a los síntomas inespecíficos que conlleva esta patología: cansancio, falta de concentración, pérdida del cabello… Si cree que usted puede estar en ese porcentaje, no espere más. Averigüe con este sencillo test si tiene problemas de tiroides… y no se pierda las soluciones que le proponemos.