Cada año el virus de la gripe muta, haciéndose más agresivo y resistente.

Según el Sistema de Vigilancia de la Gripe en España durante la temporada 2017/18 el virus predominante (la cepa H3N2) fue el más letal de los últimos años, al registrarse 839 muertes, casi el doble que la temporada anterior. (1)

Y este aumento de la mortalidad se produjo especialmente entre los mayores de 64 años.

Este hecho deja dos cosas en evidencia:

  • La ineficacia de la vacuna para protegerse frente a la gripe, ya que se desarrolla sobre la cepa que más ha predominado el año anterior por lo que, al mutar el virus, resulta inútil.
  • La mayor vulnerabilidad de las personas de más edad, que están más expuestas tanto a contraer el virus como a sufrir complicaciones graves de los síntomas (como bronquitis aguda o neumonía) e infecciones hospitalarias.

Por tanto, si usted se encuentra dentro de este grupo de riesgo ante la gripe, necesita estar más protegido que el resto. Especialmente en el caso de que se confirmen los temores y el virus mute a una versión aún más agresiva que la de la temporada anterior.

Por eso, este año es más importante que nunca que tenga a su disposición armas realmente eficaces para prevenir y luchar contra la gripe, como las que va a encontrar en el número de diciembre de Plantas & Bienestar.

Se trata de un completo programa a base de plantas con diferentes usos y aplicaciones que le va a permitir estar perfectamente preparado cuando lleguen los virus sin tener que depender de una vacunación obligatoria que no funciona ni de otras ofensivas farmacológicas.

Todo lo que va a necesitar es seguir una doble estrategia natural que incluye tanto la prevención como el tratamiento. Le recomiendo que se ponga en marcha cuanto antes, pues el pico de la epidemia está previsto que llegue en las próximas semanas.

Le adelanto algunas de las claves para dar esquinazo al virus de la gripe este año.

Un sistema inmunitario a prueba de gripe

La primera barrera defensiva contra la gripe es el sistema inmunitario. Por ello es fundamental que siga ciertas indicaciones para fortalecerlo, pues a partir de los 65 años se debilita peligrosamente y, como consecuencia:

  • El número de células defensivas (en especial los linfocitos T implicados en la destrucción de los virus) disminuye de manera progresiva.
  • Los tejidos de la función respiratoria, que actúan como barrera mecánica y secretora frente a los agentes externos, dejan de funcionar como deberían. Y por ahí entran los virus en su organismo.
  • El sistema inmunitario necesita ciertos nutrientes para fabricar las citocinas, las proteínas que regulan la respuesta inmunológica. Y justamente las personas de más edad sufren en mayor medida la carencia de estos nutrientes.

Por tanto, el primer paso es ayudar a sus defensas.

Para ello existen estrategias naturales de prevención muy eficaces. Por ejemplo, consumir una simple seta de forma regular tiene un efecto muy beneficioso sobre el sistema inmunitario. Y una planta tan común como el rosal silvestre o escaramujo es un gran fortalecedor general, gracias a su alto contenido en vitamina C, añadido en polvo a sus comidas (eso sí, en la cantidad exacta) o en forma de yemoterapia.

Y hablando de tratamientos de yemoterapia, estos tienen una alta efectividad una vez se ha producido la infección, especialmente en las personas de mayor edad. Son varias las plantas que puede utilizar en esta presentación como tratamiento de choque por sus propiedades antiinflamatorias, inmunoestimulantes y antivirales. El número de gotas que hay que administrar en relación al peso corporal (ya se trate de un macerado madre o de un macerado diluido homeopático) viene detallado en el artículo de Plantas & Bienestar del que le hablo.

Para ayudar a las vías respiratorias encontrará en este ejemplar los aceites esenciales (AE) de mayor poder antiséptico. Algo tan sencillo como difundir unas gotas por una habitación puede destruir más del 70% de los virus presentes en el ambiente. Los AE idóneos para purificar el aire, sus combinaciones (el de eucalipto, ravintsara y mandarina es especialmente efectivo) y las dosis exactas que debe utilizar en su preparación están perfectamente descritas para que no tenga dudas.

También conocerá qué planta supone una solución prioritaria en estados gripales que cursan con dolores y cansancio (es un gran estimulador del organismo al producir hormonas en las glándulas suprarrenales), cuál es el mejor calmante de la tos y las vías respiratorias y cómo las yemas del aliso (Alnus glutinosa) son efectivas para frenar las patologías infecciosas (bronquitis, otitis, traqueítis, rinitis…) desde el principio.

Y además está el serpol, el sauco negro, el pino silvestre… Son muchas las plantas y sus aplicaciones que van a ayudarle a combatir la gripe este invierno. Para que no se olvide de ninguna, las encontrará todas clasificadas en un práctico cuadro al final del artículo.

En definitiva, este ejemplar es una increíble ayuda para todas las personas de edad avanzada que, junto a los niños y las mujeres embarazadas, conforman el grupo más vulnerable ante la epidemia de la gripe.

¡Le animo a que lo lea y este invierno sustituya definitivamente los medicamentos de su botiquín por soluciones naturales realmente eficaces!

Para hacerlo, sólo tiene que suscribirse a Plantas & Bienestar, una publicación absolutamente única que le permitirá beneficiarse del poder curativo de las plantas en todas sus fórmulas (tisanas, aceites esenciales, cataplasmas, complementos…). Y no sólo para combatir el virus de la gripe que está al caer; encontrará soluciones naturales para mejorar su salud, acercándole los maravillosos beneficios de las plantas de una forma facilísima de comprender.

Miles de lectores ya disfrutan de un sinfín de soluciones que tienen su origen en la naturaleza y que están contribuyendo a su mejor salud y calidad de vida. ¿Se lo va a perder usted?

Aproveche ahora para pedir Plantas & Bienestar y tener así acceso a este especial sobre la gripe invernal.

Estoy seguro de que le encantará. Pero en cualquier caso usted no se arriesga a nada, ya que cuenta con nuestra GARANTÍA DE SATISFACCIÓN, lo que significa que si una vez ha empezado a recibir la publicación cambia de opinión, tiene 30 días para darse de baja y recuperar los 25 euros que cuesta la suscripción durante todo un año (12 números).

Solicite este ejemplar lleno de información y soluciones útiles con las que podrá mejorar naturalmente su salud y la de toda su familia.

Suscríbase ya haciendo clic en este enlace (podrá comprobar las condiciones de suscripción antes de efectuar el pago).