Los norovirus son la causa más común de gastroenteritis aguda. Ante la falta de conocimiento de este grupo de virus, sobre todo entre las personas que trabajan en restaurantes y otros posibles focos de infección, varios grupos de investigadores han desarrollado un software que permite calcular las probabilidades de que este microorganismo llegue a los comensales(1).

Para ello, a partir del estudio de varios comedores públicos, siguieron el recorrido de los alimentos desde que llegan frescos a la cocina hasta que finalmente se sirven. Comprobaron así que los norovirus, cuando están presentes en el producto de origen, pueden transmitirse a cualquier superficie que entre en contacto con ese alimento, incluyendo otros alimentos que no estaban contaminados. En otras palabras, que el peligro de contagio se multiplica con cada paso de la elaboración de la comida.

Gracias a este software se pueden conocer los riesgos que cada local en concreto (restaurantes, comedores públicos de hospitales o de residencias…) tiene de ser el foco de infección de una nueva epidemia de gastroenteritis. Asimismo, se especifican las principales medidas para evitar el contagio, destacando el limpiar todas las superficies que vayan a entrar en contacto con el alimento, y que las personas que manipulan la comida se laven las manos más a menudo de lo habitual.

 

Fuentes:

  1. Fernando Pérez-Rodríguez, Junehee Kwon, Araceli Bolívar, Kevin Sauer, Dojin Ryu, Ewen Todd: “Probabilistic risk model of norovirus transmission during handling and preparation of fresh produce in school foodservice operations”. International Journal of Food Microbiology. 2019