Las bacterias buenas del organismo ayudan a frenar la resistencia a los antibióticos

Compartir

Las bacterias buenas que todos poseemos en el interior del organismo pueden modificar la respuesta de las bacterias patógenas frente a los antibióticos. Es decir, que aunque un microbio patógeno sea capaz de resistir la acción de un antibiótico por sí solo, puede verse afectado por el medicamento si “convive” con una bacteria beneficiosa para la salud.

Esta es la conclusión a la que ha llegado una reciente investigación que ha estudiado la interacción de bacterias en caso de infección(1). Esta relación no suele tenerse en cuenta en el desarrollo de nuevos fármacos y lo normal es que se hagan cultivos de bacterias por separado.

De ahí que, a raíz de este novedoso estudio, los investigadores responsables apunten a una nueva estrategia para hacer frente al creciente problema de la resistencia de las bacterias a los antibióticos: en lugar de desarrollar medicamentos más potentes para acabar con esa bacteria, analizar qué especies de bacterias buenas pueden modificar su capacidad de resistencia.

 

Fuentes:

  1. Galera-Laporta and J. Garcia-Ojalvo: “Antithetic population response to antibiotics in a polybacterial community”. Science Advances. 2020.

Comentarios 0 comentarios