Tener más grasa intercalada en las fibras de los músculos intercostales aumenta el riesgo de mortalidad entre los pacientes de EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica). Un equipo de investigadores(1) ha llegado a esta conclusión tras analizar más de 2.900 TAC de tórax de afectados por esa enfermedad respiratoria, con las que se analizaron tanto sus tejidos óseos como blandos.

Al comparar los datos que ofrecían esas imágenes con el estado de los pacientes observaron que, cuanto mayor cantidad de grasa muscular intercostal había, más alta era la tasa de mortalidad.

Por esta razón los investigadores recomiendan que, en los pacientes de EPOC, se añada esta herramienta de diagnóstico para evaluar la calidad muscular. De este modo se podría saber con antelación el riesgo de graves complicaciones, en ocasiones mortales.

Consejo de Salud en 1 Minuto: Cuando la EPOC se agrava el paciente experimenta cada vez más dificultades para respirar, pudiendo incluso ocasionarle la muerte, como acaba de leer. Afortunadamente, existen medidas al alcance de su mano que pueden frenar esa progresión.

Fuentes:

  1. Farhad Pishgar, Mahsima Shabani, Thiago Quinaglia A. C. Silva et al.: Quantitative Analysis of Adipose Depots by Using Chest CT and Associations with All-Cause Mortality in Chronic Obstructive Pulmonary Disease: Longitudinal Analysis from MESArthritis Ancillary Study. 2021.