Su tubo digestivo es una de las partes más importantes de su cuerpo.

Gracias a él, usted digiere la comida, absorbe los nutrientes y elimina los desechos. Y además el 80% de su sistema inmunitario se encuentra en sus intestinos.

Sin embargo, cuando la inflamación lo ataca, el tubo digestivo deja de encontrarse en un estado óptimo y su salud se ve amenazada. Las inflamaciones del intestino perturban la digestión y el funcionamiento de su organismo en general, y pueden provocar fuertes dolores que le impedirían hacer una vida normal.

Eso es lo que sucede cuando tiene la enfermedad de Crohn.

Bautizada con el nombre del Dr. Burril B. Crohn, el primer médico en describir la enfermedad en 1932, la enfermedad de Crohn es una dolencia inflamatoria del intestino provocada por una reacción inmunitaria anormal. Por lo general, se desencadena entre los 15 y los 30 años.

La enfermedad de Crohn se manifiesta por úlceras que pueden llegar a cubrir toda la vía digestiva, desde la boca hasta el ano.

Los dolores que produce son terribles. Los pacientes sufren diarreas y sangrados y no digieren de forma correcta, por lo que pueden llegar a sufrir déficits alimentarios e incluso desnutrición. En algunos casos, la enfermedad de Crohn conduciría a la muerte.

Y en ocasiones la única solución que se ofrece para que el paciente pueda deshacerse de las partes ulceradas es operar y cortar.

Pero (y esto es muy importante entenderlo bien), eliminar parte del intestino lo que hace es agravar los trastornos.

Existe una enfermedad similar, la colitis ulcerosa, en la que son el recto y la mucosa del colon (el intestino grueso) las partes que se ulceran y pueden sangrar (en ese caso se trataría de rectocolitis hemorrágica). No obstante, en esta enfermedad las úlceras no se extienden a otras partes del tubo digestivo. Su causa es desconocida pero, con toda probabilidad, no se trata de una enfermedad autoinmune como sí ocurre con la enfermedad de Crohn. Es también muy dolorosa pero menos grave, dado que no resulta mortal.

Testimonio de la enfermedad de Crohn

Le voy a transcribir un poco más abajo la historia de un joven de 24 años afectado por la enfermedad de Crohn. Permitirá a las personas que no padecen la enfermedad de Crohn darse cuenta de lo afortunadas que son y, a quienes empiezan a padecer sus síntomas, animarles a actuar con todos los medios a su alcance para combatir su avance de forma natural.

Es muy importante saber que existen tratamientos naturales, que representan una gran esperanza contra la enfermedad de Crohn, considerada incurable por la medicina convencional.

Pero volvamos al testimonio que le había anunciado, recogido en un artículo del nuevo número de Salud AlterNatura dedicado a las enfermedades inflamatorias digestivas, y el que se recoge la espectacular curación de un joven después de adoptar una dieta muy precisa, que a continuación le explicaré:

A primera vista, Stéphane Walker parecería un chico como cualquier otro de 24 años. Sin embargo, sufre una patología crónica todavía ‘tabú’, la enfermedad de Crohn, que ha convertido su vida en un auténtico infierno. La larga cicatriz que cruza su abdomen, desde el pecho hasta el pubis, es el recuerdo de las tres graves intervenciones que ha sufrido. A día de hoy ya sólo le quedan dos metros de intestino delgado y un metro de colon.

Su intestino es demasiado corto como para permitirle asimilar correctamente los alimentos. No ha podido sentarse a comer como es debido durante años, y se alimenta artificialmente a través de una sonda que le envía directamente los nutrientes a la circulación sanguínea. Le resulta imposible también eliminar las heces normalmente, por el ano, por lo que debe llevar siempre consigo una bolsa de ostomía que recoge los excrementos. También se ve obligado a usar una sonda para drenar su estómago.

Pero es que además de eso, el joven sufre violentos dolores y deshidrataciones constantes y sus riñones no funcionan bien. Para controlar la enfermedad debe tomar medicamentos muy agresivos por vía intravenosa, y eso ha obstruido una arteria de su hígado. Y sus rodillas están muy afectadas por la artrosis, que es otra complicación frecuente de esta enfermedad. Y lo peor es que él sabe que va a sufrir todo esto hasta el fin de sus días, ya que actualmente no existe ningún tratamiento que pueda curarlo y los medicamentos o la cirugía lo único que hacen es controlar los brotes y paliar los peores síntomas”.

Pero, como ya le he dicho, hoy día hay esperanza. Y esa enfermedad, considerada incurable, podría curarse de forma completamente natural. Ya estamos viendo los primeros casos.

En España, aunque no existe un registro oficial de pacientes, se estima que hasta 120.000 personas podrían sufrir una enfermedad inflamatoria digestiva (tanto Crohn como colitis ulcerosa), y los expertos prevén un aumento de su prevalencia.

Curarse de una enfermedad incurable

Por ejemplo, los de un estudio de 2016 sobre un joven húngaro de 14 años que estaba gravemente enfermo y que, tras seguir una dieta muy concreta, dejó de presentar todos y cada uno de los síntomas de la enfermedad y pudo abandonar el tratamiento médico. (1)

Este joven padecía fiebre permanente, cansancio, anemia, dolores de estómago, irritaciones, etc. Era incluso más bajo de lo normal para su edad, consecuencia de la mala absorción digestiva de los alimentos. Los médicos le habían impuesto una dieta sin lactosa y pobre en grasas y fibras, pero sin ningún resultado positivo.

En septiembre de 2013 se sometió a una serie de pruebas que revelaron graves inflamaciones en numerosas partes de su intestino. Los médicos decidieron entonces poner en marcha agresivos tratamientos a base de inmunosupresores, de cortisona y de antibióticos, pero no tuvieron ningún efecto

En noviembre de 2014, después de un año largo de tratamientos fallidos, todos ellos fueron interrumpidos.

En ese momento entraron en escena unos audaces investigadores para intentar una dieta paleocetogénica.

La dieta paleocetogénica es extremadamente estricta. Se resume en tomar básicamente carne, huevos, vísceras, grasas animales, pocos vegetales y un suplemento dietético de fibra soluble, el psyllium.

La dieta comenzó en enero de 2015. Los cereales, la leche, el azúcar refinado, los aceites vegetales, las semillas y los frutos de cáscara, las solanáceas (como los tomates, las berenjenas, los pimientos morrones, etc.) y los edulcorantes fueron suprimidos. Sólo se le permitió añadir un poco de miel a su estricta dieta para endulzar algunos de los alimentos.

Su estado mejoró y en noviembre de ese año los médicos decidieron reforzar todavía más el régimen suprimiendo toda fruta, verdura o aceite vegetal.

Sólo dos semanas más tarde el joven abandonó todos los tratamientos con fármacos. Y no sufría ningún efecto secundario derivado de la dieta. 15 meses más tarde ya no sufría ningún síntoma. ¡Estaba curado! Los médicos decidieron dar por terminado el estudio asegurando que, si continuaba con aquel régimen: “el paciente seguirá sin enfermedad en el futuro”.

Si usted sufre una enfermedad inflamatoria del intestino

La existencia de esta dieta paleocetogénica, aunque sea como último recurso, es una gran noticia para todas las personas afectadas por la enfermedad de Crohn.

Porque quiere decir que ya no están condenadas a vivir enfermas toda su vida, tal y como hasta este momento siempre se les condenó.

Hay que reconocer que se trata de un régimen alimentario muy estricto. Y antes de llegar a él los naturópatas y otros profesionales expertos en salud natural ofrecen un amplio abanico de soluciones que se pueden probar y que también encontrará detalladas en el nuevo número de Salud AlterNatura, donde descubrirá:

  • El papel que deben jugar la leche y el gluten en la alimentación.
  • Los probióticos exactos que deben consumirse (y olvidarse del resto, que en estas enfermedades concretas no tienen ningún efecto).
  • Las vitaminas que debe incorporar a la dieta, en la dosis precisa para resultar efectivas.
  • Ciertas plantas y complementos nutricionales que van a ayudarle.
  • Las nuevas técnicas que existen de trasplante de la microbiota fecal.

Le propongo descubrir todo al detalle en el nuevo número de Salud AlterNatura, que este mes dedica uno de sus temas especiales a las soluciones naturales que están resultando eficaces frente a las enfermedades inflamatorias crónicas del intestino.

Se trata de un artículo completísimo y absolutamente apasionante que recoge las últimas investigaciones científicas en este campo y que resulta enormemente prometedor para aquellos pacientes que sufren estas enfermedades.

Pero por supuesto, no es lo único sobre lo que va a poder leer en este nuevo número de Salud AlterNatura, que este mes viene cargado de buenas noticias de salud. Por ejemplo, descubrirá:

  • 9 señales que indican que usted toma demasiada sal (incluso aunque no abuse del salero). Se trata de un problema que cuesta la vida a millones de personas cada año, y lo más preocupante es la cantidad de sal que consumimos sin saberlo, oculta en todo tipo de alimentos preparados, precocinados, conservas… Descubra las claves definitivas para erradicar la sal de sus platos… ¡sin que su paladar lo note!
  • El calzado minimalista son esas zapatillas de dedos que más bien parecen una especie de guantes para los pies, y sin apenas suela sobre la que apoyarse. Si alguna vez las ha visto y ha pensado: “vaya invento que se han sacado de la manga”, debo decirle que se equivoca. Este tipo de calzado puede mejorar tanto su sistema circulatorio como su postura e incluso reducirá su riesgo de sufrir demencia senil, entre una larga lista de beneficios para su salud. Muy bonitas no son, pero cuando lea este artículo ¡querrá empezar a caminar con ellas!
  • ¡Descubra la hidrolaterapia! Ha leído bien: hidrolaterapia (no hidroterapia), y es que viene de “hidrolatos”, que son los “hermanos pequeños” de los aceites esenciales. No sirven para problemas graves de salud, pero son insustituibles para todos los trastornos benignos o crónicos y para complementar otros tratamientos más fuertes. Descubra 12 fantásticos hidrolatos, cómo usarlos y sus indicaciones (digestivos, problemas en la piel, artritis y artrosis, conjuntivitis, fatiga, resfriados, combatir las aftas, favorecer el sueño…). Con este nuevo número de Salud AlterNatura se convertirá en todo un experto en hidrolatos.
  • Vencer al cáncer. Cuando a una persona le comunican que sufre cáncer, el mundo se le viene encima. Para tratar esta enfermedad hay mucho más que los tratamientos convencionales de quimioterapia y radioterapia. Este mes hemos hablado con expertos (médicos, profesionales de enfermería, especialistas en salud emocional, en naturopatía…) y nos han contado aspectos increíbles relacionados con la curación del cáncer. De lectura obligada para aquellos que están batallando contra esta enfermedad, les acaba de ser diagnosticada o tienen un familiar que se encuentra en esa situación.
  • Los secretos de una “superabuela”. Conozca a esta septuagenaria que ha recorrido el mundo a vela, practica surf, se desplaza en bicicleta y trabaja 70 horas a la semana. Es la “inventora” de una receta de macedonia de frutas bendecida por la ciencia y recomendada por los médicos. En este número ella misma le explica cómo prepararla y sus increíbles beneficios para la salud.
  • Un test amoroso (sí, ha leído bien) que funciona como un predictor de las futuras enfermedades que va a poder sufrir a lo largo de su vida. Podrá conocer cuál es su perfil y cuáles son las enfermedades y problemas de salud que más se relacionan con él. Mucho más que un juego.
  • ¿Le ha pasado alguna vez tener una intuición o una premonición que le ha llevado a actuar de determinada manera (anulando un viaje, cambiando de itinerario…)? Este mes le traemos sorprendente información sobre las premoniciones y cómo valerse de ellas para protegerse ante los peores acontecimientos que puedan suceder a su alrededor.
  • Descubra el enfoque revolucionario del médico de Lenin, el Dr. Alexander Salmonoff: la “capiloterapia”, que consiste en mejorar la irrigación sanguínea de los órganos para mejorar la salud de los capilares (vasos sanguíneos más finos incluso que el cabello).

¡Y mucho más!

Salud AlterNatura es una revolucionaria publicación mensual sobre bienestar y soluciones alternativas y complementarias de salud. Son 32 página repletas de los descubrimientos más sorprendentes y los nuevos tratamientos naturales que la investigación científica más reciente y puntera avala punto por punto.

Para recibir este nuevo ejemplar (en formato papel) por correo postal en su domicilio debe hacer su pedido antes de la medianoche del próximo miércoles, 17 de enero, haciendo clic en este enlace.