Sin tener en cuenta siquiera la sal de mesa ni la que se utiliza al cocinar, la población española ya ingiere a diario más sodio del que recomiendan autoridades sanitarias como la Organización Mundial de la Salud (OMS). Así lo concluye el estudio Anibes(1) sobre nutrición en nuestro país, publicado recientemente en la revista Nutrients.

Entre los principales alimentos responsables de esa ingesta de sodio se encuentran los embutidos y otros productos cárnicos, seguidos muy de cerca por el pan, y los precocinados, los quesos y las conservas. Todos ellos, junto a determinadas bebidas, son responsables de buena parte del consumo total de sodio de los españoles.

En concreto, el consumo de sodio procedente de alimentos y bebidas supera los 2 g al día, y a ello hay que sumarle la sal de mesa que se añade a las elaboraciones.

 

Fuente:

1.      Partearroyo, T.; Samaniego-Vaesken, M.L.; Ruiz, E.; Aranceta-Bartrina, J.; Gil, Á.; González-Gross, M.; Ortega, R.M.; Serra-Majem, L.; Varela-Moreiras, G. Sodium Intake from Foods Exceeds Recommended Limits in the Spanish Population: The ANIBES Study. Nutrients 2019, 11, 2451.