El síndrome de Sjögren es una enfermedad autoinmune que afecta al funcionamiento de las glándulas exocrinas (lagrimales y salivales) y que se da sobre todo en mujeres de más de 50 años y con otras patologías autoinmunes (artritis reumatoide o lupus, por ejemplo).

La forma más común de diagnosticar este síndrome es realizar una biopsia de las glándulas salivales, una prueba algo agresiva que añade nuevas molestias a las que ya de por sí produce la enfermedad.

Pues bien, un equipo del Hospital Gregorio Marañón de Madrid ha realizado importantes avances en el desarrollo de una técnica de diagnóstico(1) mucho más rápida y mucho menos agresiva: la ecografía de las glándulas salivales.

Además, gracias a la realización de más de 200 pruebas han demostrado que esta técnica ofrece un mejor seguimiento de la evolución de los pacientes y que también puede ayudar a detectar otras enfermedades graves que pueden derivar en linfoma.

 

Fuente:

“El Hospital Gregorio Marañón referente en ecografía de glándulas salivares, clave en el diagnóstico del síndrome de Sjögren”. Hospital Gregorio Marañón. 2019.