El calor es un factor determinante en el agravamiento de la esclerosis múltiple. Así lo ha asegurado un reciente estudio realizado en Estados Unidos y que ha contado con más de 100.000 afectados por esta patología(1).

Para llevar a cabo esta investigación se ha realizado un análisis retrospectivo en el que se han comparado las temperaturas de todo un año con el número de visitas a Urgencias de esos pacientes durante el mismo período. Y las conclusiones han sido claras: cuando los días son demasiado calurosos aumenta el número de crisis y los síntomas empeoran considerablemente.

Nota de Salud en 1 Minuto: La esclerosis múltiple no es la única enfermedad que puede empeorar por culpa del calor. Incluso hay estudios que han alertado de que en las olas de calor la mortalidad en general aumenta hasta un 10%.

Fuentes:

Elser H, Parks R, Moghavem N, Kiang M et al.: “Could Rising Temperatures Send More People with MS to the Hospital?”. American Academy of Neurology. 2021.