La Organización Mundial de la Salud (OMS) viene avisando desde hace tiempo de un gravísimo problema sanitario que puede causar auténticos estragos sobre la salud: la resistencia a los antibióticos. (1)

A pesar de que la introducción de los antibióticos en los años 40 representó uno de los mayores avances médicos de todos los tiempos, la prescripción indiscriminada de estos fármacos ha provocado que estas se acostumbren a los antibióticos y sean cada vez más resistentes a su acción.

¿Sabe lo que esto significa?

Pues que las bacterias que provocan las infecciones y que hasta ahora usted trataba con antibióticos pronto van a campar a sus anchas sin que nada las pueda detener. Para que se dé cuenta de la gravedad del problema, una infección leve de garganta podría provocarle una septicemia (infección generalizada en la sangre) o un simple dolor de muelas podría terminar con usted ingresado en un hospital recibiendo suero en vena.

Puede que le parezca ciencia ficción, pero es la cruda realidad: por primera vez en la era moderna, el ser humano se enfrenta a enfermedades infecciosas de las que es imposible defenderse.

Por ello es muy importante que lea lo que viene a continuación, pues le va a permitir estar prevenido ante esta gran amenaza.

Ya está ocurriendo en todo el mundo (y sobre todo en España)

Estábamos avisados del fenómeno de la resistencia a los antibióticos y sabíamos lo que se nos venía encima: el Informe O´Neill que presentó hace un par de años el gobierno británico ya estimaba que las infecciones por bacterias resistentes a los antibióticos causarán más fallecimientos que el cáncer en el año 2050, convirtiéndose así en la primera causa de mortalidad.

Desgraciadamente, el plazo de estas estimaciones no era tan largo.

La resistencia a los antibióticos ya es un problema: miles de personas mueren cada día a causa de las infecciones.

Fíjese en este dato: el Sistema Mundial de Vigilancia de la Resistencia a los Antimicrobianos (GLASS, por sus siglas en inglés) ha identificado que en 22 países de todo el mundo la resistencia a los antibióticos se ha generalizado y los tratamientos ya han dejado de ser efectivos para cerca de 500.000 personas.

Pues sepa que en España el asunto es especialmente preocupante por dos motivos:

  • En primer lugar, porque sufrimos muchas enfermedades infecciosas (son la causa más frecuente de consulta en atención primaria), las cuales son objeto de la prescripción del 92% de los antibióticos.
  • Y en segundo, porque ostentamos el dudoso honor de ser uno de los países desarrollados con más consumo de antibióticos y en consecuencia con mayores tasas de resistencia bacteriana.

Esto significa que usted está en el punto de mira de algunas de las bacterias más comunes y extendidas, como la Escherichia coli, responsable de la mayoría de infecciones urinarias en las mujeres (sobre todo durante el verano), o la Streptococcus pneumoniae, responsable de la neumonía (tercera causa de mortalidad hoy en día). (2)

Además, las infecciones por bacterias resistentes que no responden correctamente a un tratamiento antibiótico no sólo se asocian a una mayor mortalidad, sino también al deterioro de la calidad de vida de los pacientes. (3)

Como ve, esto le concierne. Y mucho.

Un problema muy serio, pero con solución

Lo que durante tanto tiempo parecía ser el remedio infalible para todo tipo de infecciones ya no lo es. A base de enfrentarse siempre a los mismos principios activos, las bacterias se han vuelto más “listas” y han desarrollado una enorme variedad de mecanismos para que los antibióticos apenas les hagan cosquillas. (4)

 Y la falta de efectividad de estos medicamentos no es el único problema. No hay que olvidar la larga lista de efectos secundarios asociados a su consumo, como por ejemplo náuseas, vómitos, diarrea, fiebre, daño hepático, inflamación de la mucosa del estómago, alteración de la microbiota, daño renal… (5) (6) (7)

Entonces, la pregunta parece obligada: ¿por qué seguimos tomando antibióticos?

Seguramente porque puede que desconozca que ante una infección bacteriana existe una alternativa a los antibióticos de amplio espectro. Y también porque su médico sigue pensando en ellos como la primera opción.

Pero tranquilo, sí que existe otra vía. Y precisamente se la voy a mostrar hoy.

Se trata del propóleo verde, un producto totalmente natural que en un futuro no muy lejano acabará dando el relevo a los cada vez más ineficaces antibióticos.

Por ello es fundamental que lo conozca para cuando necesite recurrir a él. Además, se sorprenderá de sus muchas otras propiedades beneficiosas para su salud.

Propóleo o própolis: el antibiótico natural

Son numerosas las plantas tradicionales que se han empleado para aumentar las defensas de forma natural y ayudar así a prevenir infecciones (la equinácea, la uña de gato, el ajo…).

Pero hoy quiero centrarme en el propóleo, una de las grandes riquezas de la naturaleza y que está considerada como un remedio extremadamente eficaz tanto para prevenir como para combatir las infecciones de todo tipo.

De ahí su importancia justo ahora, cuando los tratamientos alternativos a los antibióticos son, más que necesarios, imprescindibles.

El propóleo es una sustancia que utilizan las abejas para revestir el interior de la colmena y hacerlo más sólido, estanco y resistente a las invasiones microbianas y fúngicas. Estas lo fabrican a partir de las resinas que recogen en las yemas y las cortezas de los árboles y que tienen potentes propiedades antisépticas, a las que añaden cera y saliva.

Posteriormente, los apicultores recogen el propóleo de las colmenas y, tras eliminar la cera y las impurezas, queda listo para su uso medicinal: la misma sustancia que las abejas han procesado para proteger a sus larvas de las infecciones ya puede protegerle también a usted.

No obstante, no todos los propóleos son iguales. Existen diferentes tipos, que se establecen en función de:

  • La zona geográfica donde se encuentra la colmena.
  • Los vegetales presentes en esa zona.
  • La disponibilidad de estos vegetales durante las diferentes estaciones.
  • La especie de las abejas.

El conjunto de todos estos factores es lo que determina la calidad y la efectividad del propóleo. Y atendiendo a todos ellos, el propóleo verde es la variedad ideal para estimular la respuesta inmunitaria y proteger a su organismo de las infecciones cuando los antibióticos ya no pueden. (8)

¿Por qué es mejor el propóleo verde que otros?

A pesar de que se han escritos muchos textos acerca del propóleo, difícilmente habrá oído hablar de la variedad que hoy le quiero presentar, pues se trata de uno de los secretos mejor guardados de la ribera del Amazonas.

El propóleo verde es una de las variedades más estudiadas del mundo y se cultiva de forma natural en una pequeña región del sudeste de Brasil.

En este ecosistema, lejos de la agricultura intensiva y de sus pesticidas, las abejas fabrican su propóleo de una planta autóctona conocida como chilca blanca (Baccharis dradunculifolia). Esta especie es la responsable de las propiedades terapéuticas y del color verde de esta variedad, ya que las abejas recogen prioritariamente la clorofila de las yemas vegetativas. Esto proporciona al propóleo verde de Brasil una extraordinaria concentración de varios elementos específicos de gran complejidad como ácido cinámico, kaempferol y, sobre todo, artepilina C. (9)

Su riqueza en este ácido fenólico es única, y en ella reside la clave para plantarle cara de forma natural a todo tipo de infecciones: bacterianas, fúngicas, víricas y parasitarias. (10)

Una composición inimitable para combatir la infección

 La composición del propóleo verde es increíblemente rica en diferentes elementos biológicos. Además de la artepilina C que acaba de ver hay más de 300, de los cuales muchos han sido objeto de estudios científicos durante los últimos años. (11)

Estos son sólo algunos de los más significativos:

  • Los flavonoides (que incluyen las flavonas, los flavonoles y las flavononas) juegan un papel importante en la pigmentación de los vegetales y confieren al propóleo potentes propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Hay más de 60, y entre ellos destacan la quercetina, la pinostrobina o la galangina.
  • Los ácidos fenólicos. Los principales son el ácido cafeico (gran antioxidante), el ácido cinámico (un antifúngico excepcional), el ácido benzoico, el ácido diterpénico y el ácido ferúlico (antiinflamatorio).
  • Las sustancias aromáticas (entre los que se encuentran la vanilina y la isovanilina).
  • Los aceites esenciales volátiles (el anetol y el eugenol son los más destacados).
  • Vitaminas A y B y minerales como el zinc y el silicio.

Todos estos componentes actúan de forma conjunta y son los responsables de la extraordinaria capacidad curativa del propóleo verde. Y no sólo para combatir las infecciones, como va a ver enseguida.

Los efectos beneficiosos del propóleo verde

El uso tradicional del propóleo verde ha sido profusamente validado por la investigación científica durante los últimos 50 años y ha puesto sobre la mesa un asombroso número de propiedades terapéuticas. Cada vez que usted lo tome, se estará beneficiando de:

Efectos antimicrobianos e inmunomoduladores. Si el propóleo verde de Brasil se contempla como la alternativa natural a los antibióticos se debe a que actúa directamente sobre los microorganismos (al inhibir el crecimiento bacteriano mediante el bloqueo de las divisiones celulares y el proceso de adhesión), a la vez que estimula el sistema inmunitario al aumentar el número de macrófagos (las células del sistema inmunitario que se encuentran en los tejidos) y favorecer su actividad. (12)

Esta acción está sobre todo relacionada con los derivados del ácido cinámico y los flavonoides, así como con la artepilina C. (13)

El efecto microbiano del propóleo verde está perfectamente documentado contra:

  • Bacterias, especialmente las que están implicadas en los trastornos otorrinolaringológicos, gastrointestinales, genitales y bucales.
  • Virus, gracias a la acción de los flavonoides y a los ésteres del ácido cafeico.
  • Hongos (gracias a la galangina, el kaempferol y la pinocembrina), parásitos y  alergias. (14) (15)

De hecho, algunos estudios recientes indican que el propóleo posiblemente tenga una acción antimicótica comparable a la de los medicamentos sintéticos utilizados contra las micosis. (16)

Efectos anticancerosos. Las propiedades anticancerígenas del propóleo también han sido observadas en numerosos trabajos científicos. Estas se deben a los flavonoides (especialmente la quercetina), así como a un derivado del ácido cafeico, mediante la inhibición de una de las vías de señalización (la PAK1) de la que dependen el 70% de los cánceres. El ácido cafeico permite asimismo modular la respuesta biológica y por tanto se erige en un buen coadyuvante de los tratamientos convencionales contra el cáncer. (17) (18)

El propóleo verde, debido a su riqueza específica en artepilina C, reduce además la angiogénesis, la inflamación (por inhibición del óxido nítrico) y la proliferación celular, tres mecanismos asociados al desarrollo del cáncer. Esta actividad antitumoral se ha demostrado en seres humanos, tanto en estudios in vivo como in vitro. (19) (20)

Efectos antiinflamatorios. El propóleo verde de Brasil presenta una actividad antiinflamatoria indiscutible. El mecanismo es semejante al de la aspirina (aunque sin sus efectos secundarios): los flavonoides y sus derivados inhiben la síntesis de las prostaglandinas -agentes de la reacción inflamatoria-, así como varias enzimas implicadas en la vía metabólica de la inflamación (ciclooxigenasa, lipooxigenas y, ornitina descarboxilasa), reduciendo así la misma. (21) (22)

Efectos antioxidantes y neuroprotectores. El propóleo verde también destaca por ser una de las sustancias más antioxidantes que existen. Los aproximadamente 40 flavonoides de los que consta son capaces de “captar” los radicales libres (esas especies reactivas tan agresivas para el organismo que generan el estrés oxidativo) y hacer frente de forma efectiva al envejecimiento celular y al deterioro cognitivo. (23) (24) (25)

Ahora que ya conoce todas las propiedades curativas del propóleo verde sólo le queda saber cómo beneficiarse de ellas. Usted puede hacerlo adquiriendo esta maravilla de la naturaleza en crudo en forma de pedazos masticables, pero tengo que advertirle de dos problemas:

  • El propóleo tiene un sabor amargo y puede provocar una sensación desagradable al masticarlo.
  • Dada su elevada composición en flavonoides el propóleo fresco es muy sensible a la oxidación, por lo que pierde con facilidad sus propiedades y no siempre es de calidad (la forma liofilizada del propóleo -en cápsulas- asegura el mantenimiento de estas durante un tiempo casi ilimitado.) (26)

Por estos motivos yo prefiero tomarlo como complemento. Y es en esa forma en la que he buscado el propóleo verde de Brasil que hoy voy a recomendarle.

Cómo elegir su complemento de propóleo verde

Como hemos visto, no todos los propóleos son iguales y es el propóleo verde el que destaca sobre el resto de variedades por sus virtudes terapéuticas.

Con los complementos nutricionales sucede lo mismo.

Por eso a la hora de seleccionar uno para usted he buscado aquel que supere al resto tanto en la estandarización de sus principios activos fundamentales como en la calidad de las especies vegetales del área geográfica donde tiene lugar la recolección.

Y el que he encontrado (Green Propolis del laboratorio Super Smart) cumple con creces ambas premisas: sus orígenes botánicos han sido rigurosamente verificados y sus extractos estandarizados, especialmente en aterpilina C, están asociados a ensayos clínicos de máxima actualidad. (27) (28)

Con el consumo de 3 cápsulas al día de este complemento natural usted recibirá 1.200 mg de extracto de propóleo verde de Brasil estandarizado al 5% en ácidos fenólicos y un 0,5% en aterpilina C. Esto le garantiza:

  • Aumentar las capacidades del sistema inmunitario.
  • Reforzar la resistencia del organismo en su lucha contra las agresiones, los radicales libres y los microbios.
  • Luchar contra las infecciones de todo tipo y las reacciones inflamatorias.
  • Ayudar a combatir los trastornos otorrinolaringológicos, especialmente las anginas, las rinofaringitis y las sinusitis.
  • Aumentar los efectos de los tratamientos contra las micosis y los de los antibióticos empleados actualmente.
  • Actuar como un buen coadyuvante de los tratamientos convencionales contra el cáncer.
  • Retrasar el envejecimiento prematuro de las células y el deterioro cognitivo.

Con este complemento nutricional, cuidarse y estar protegido frente a las bacterias ante las que los antibióticos ya han dejado de ser efectivos por fin está a su alcance.

Y además puede hacerlo de forma totalmente natural, con este producto terapéutico de las abejas, concentrado y libre de todas sus impurezas. Puede tomarlo con total tranquilidad, puesto que el uso del propóleo verde como antibiótico natural se ha descrito como seguro y se utiliza ampliamente en muchas partes del mundo. No obstante, en caso de estar siguiendo algún tratamiento consulte previamente con su médico.

Poder combatir las infecciones resistentes y abandonar la vía de los antibióticos como único tratamiento son dos razones poderosas para que tenga siempre a mano este complemento.

Y si lo que desea es sencillamente beneficiarse de sus propiedades antiinflamatorias, antioxidantes e inmunomoduladoras y sentirse mejor, empezar a tomarlo desde ahora mismo le ayudará a conseguirlo.

Si lo desea, puede pedir su complemento en este enlace.

¡A su salud!

Felipe M. Miller

 

P.D.: La resistencia a los antibióticos ya está poniendo en peligro la salud de miles de personas en la actualidad y, desgraciadamente, en un futuro próximo es posible que nos afecte a todos. Por eso le animo a que reenvíe este e-mail a todos sus contactos y puedan estar preparados de una forma natural ante esta amenaza.

 

Fuentes:

  1. Global Antimicrobial Resistance Surveillance System (GLASS) Report Early implementation. 2016—2017. WHO.
  2. Antimicrobial resistance: a global response. Bulletin of the World Health Organization 2002;80:126-33.
  3. Palop Larrea, A. Melchor Penella, I. Martínez Mir. Reflections on the use of antibiotics in primary care. Revista atención primaria. Vol. 32. Núm. 1. junio 2003 páginas 1-69.
  4. Victoria Hoyo Santisteban. Resistencia a antibióticos. Universidad de Cantabria. Julio 2017.
  5. Emilio Pérez-Trallero y Luis Iglesias. Tetraciclinas, sulfamidas y metronidazol. Enferm Infecc Microbiol Clin 2003;21(9):520-9
  6. Navdeep S. Chandel*and  R. Scott Budinger. The Good and the Bad of Antibiotics. Sci Transl Med. 2013 Jul 3; 5(192): 192fs25.doi: [10.1126/scitranslmed.3006567]
  7. Cunha BA. Antibiotic side effects. Med Clin North Am.2001 Jan;85(1):149-85
  8. Mohtar LG, Rodríguez SA, Nazareno MA. Comparative analysis of volatile compound profiles of propolisfrom different provenances. J Sci Food Agric. 2018 Jul;98(9):3409-3415. doi: 10.1002/jsfa.8852. Epub 2018 Feb 20.
  9. Costa P, Almeida MO, Lemos M, Arruda C, Casoti R,Somensi LB, Boeing T, Mariott M, da Silva RCMVAF, Stein BP, Souza P, Dos Santos AC, Bastos JK, da Silva LM, Andrade SF. Artepillin C, drupanin, aromadendrin-4′-O-methyl-ether and kaempferide from Brazilian greenpropolis promote gastroprotective action by diversified mode of action. J Ethnopharmacol. 2018 Nov 15;226:82-89. doi: 10.1016/j.jep.2018.08.006. Epub 2018 Aug 11.
  10. Cornara L, Biagi M, Xiao J, Burlando B. Therapeutic Properties of Bioactive Compounds from Different Honeybee Products Front Pharmacol.2017 Jun 28;8:412. doi: 10.3389/fphar.2017.00412. eCollection 2017.
  11. Front Pharmacol.2017 Jun 28;8:412. doi: 10.3389/fphar.2017.00412. eCollection 2017. Therapeutic Properties of Bioactive Compounds from Different Honeybee Products. Cornara L, Biagi M, Xiao J, Burlando B.
  12. Sforcin JM. Propolis and the immune system: a review.J Ethnopharmacol. 2007 Aug 15;113(1):1-14.
  13. Cushnie TP, Lamb AJ. Antimicrobial activity of flavonoids. Int J Antimicrob Agents.Int J Antimicrob Agents. 2005 Nov;26(5):343-56.
  14. Gao W, Wu J, Wei J, Pu L, Guo C, Yang J, Yang M, Luo H.Brazilian greenpropolis improves immune function in aged mice. J Clin Biochem Nutr. 2014 Jul;55(1):7-10. doi: 10.3164/jcbn.13-70. Epub 2014 Jul 1.
  15. Shaha A, Mizuguchi H, Kitamura Y, Fujino H, Yabumoto M, Takeda N, Fukui H. Effect of Royal Jelly and Brazilian GreenPropolis on the Signaling for Histamine H1 Receptor and Interleukin-9 Gene Expressions Responsible for the Pathogenesis of the Allergic Rhinitis. Biol Pharm Bull. 2018;41(9):1440-1447. doi: 10.1248/bpb. b18-00325.
  16. Possamai MM, Honorio-França AC, Reinaque AP, França EL, Souto PC. Brazilian propolis: a natural product that improved the fungicidal activity by blood phagocytes.Biomed Res Int. 2013;2013:541018. doi: 10.1155/2013/541018.
  17. Liu CC, Hsu JM, Kuo LK, Chuu CP. Caffeic acid phenethyl ester as an adjuvant therapy for advanced prostate cancer.Med Hypotheses. 2013 May;80(5):617-9. doi: 10.1016/j.mehy.2013.02.003.
  18. Hsu TH, Chu CC, Hung MW, Lee HJ, Hsu HJ, Chang TC. Caffeic acid phenethyl ester induces E2F-1-mediated growth inhibition and cell-cycle arrest in human cervical cancer cells.FEBS J. 2013 Jun;280(11):2581-93. doi: 10.1111/febs.12242.
  19. Souza RP, de Souza Bonfim-Mendonca P, Damke GMZF, De Assis Carvalho ARB, Ratti BA, de Oliveira Dembogurski DS, da Silva VRS, Silva SO, da Silva DB, Bruschi ML, Maria-Engler SS, Consolaro MEL. Artepillin C induces selective oxidative stress and inhibits migration and invasion in a comprehensive panel of human cervical cancer cell lines. Anticancer Agents Med Chem.2018 Jun 3.
  20. Shimizu K, Das SK, Hashimoto T, Sowa Y, Yoshida T, Sakai T, Matsuura Y, Kanazawa K.Artepillin Cin Brazilian propolis induces G(0)/G(1) arrest via stimulation of Cip1/p21 expression in human colon cancer cells. Mol Carcinog. 2005 Dec;44(4):293-9.
  21. Franchin M, Freires IA, Lazarini JG, Nani BD, da Cunha MG, Colón DF, de Alencar SM, Rosalen PL. The use of Brazilian propolis for discovery and development of novel anti-inflammatory drugs. Eur J Med Chem.2018 Jun 10; 153:49-55. doi: 10.1016/j.ejmech.2017.06.050. Epub 2017 Jun 27.
  22. Rimbach G, Fischer A, Schloesser A, Jerz G, Ikuta N, Ishida Y, Matsuzawa R, Matsugo S, Huebbe P, Terao K. Anti-Inflammatory Properties of Brazilian Green Propolis Encapsulated in a γ-Cyclodextrin Complex in Mice Fed a Western-Type Diet. Int J Mol Sci.2017 May 26;18(6). pii: E1141. doi: 10.3390/ijms18061141.
  23. Zhao L, Pu L, Wei J, Li J, Wu J, Xin Z, Gao W, Guo C. Brazilian GreenPropolis Improves Antioxidant Function in Patients with Type 2 Diabetes Mellitus. Int J Environ Res Public Health. 2016 May 13;13(5). pii: E498. doi: 10.3390/ijerph13050498.
  24. Ni J, Wu Z, Meng J, Zhu A, Zhong X, Wu S, Nakanishi H. The Neuroprotective Effects of Brazilian GreenPropolis on Neurodegenerative Damage in Human Neuronal SH-SY5Y Cells. Oxid Med Cell Longev. 2017;2017:7984327. doi: 10.1155/2017/7984327. Epub 2017 Feb 6.
  25. Zhu A, Wu Z, Zhong X, Ni J, Li Y, Meng J, Du C, Zhao X, Nakanishi H, Wu S.Brazilian GreenPropolis Prevents Cognitive Decline into Mild Cognitive Impairment in Elderly People Living at High Altitude. J Alzheimers Dis. 2018;63(2):551-560. doi: 10.3233/JAD-170630.
  26. Zhang CP, Shen XG, Chen JW, Jiang XS, Wang K, Hu FL. Artepillin C, is it a good marker for quality control of Brazilian greenpropolis? Nat Prod Res. 2017 Oct;31(20):2441-2444. doi: 10.1080/14786419.2017.1303697. Epub 2017 Mar 16.
  27. Endo S, Hoshi M, Matsunaga T, Inoue T, Ichihara K, Ikari A. Autophagy inhibition enhances anticancer efficacy of artepillin C, a cinnamic acid derivative in Brazilian greenpropolis. Biochem Biophys Res Commun. 2018 Feb 26;497(1):437-443. doi: 10.1016/j.bbrc.2018.02.105. Epub 2018 Feb 13
  28. Bhargava P, Grover A, Nigam N, Kaul A, Doi M, Ishida Y, Kakuta H, Kaul SC, Terao K, Wadhwa R. Anticancer activity of the supercritical extract of Brazilian greenpropolis and its active component, artepillin C: Bioinformatics and experimental analyses of its mechanisms of action. Int J Oncol. 2018 Mar;52(3):925-932. doi: 10.3892/ijo.2018.4249. Epub 2018 Jan 22.

Fuentes Imágenes:

  1. wikipedia.org