El ictus es la principal causa de discapacidad entre los adultos en general y el primer motivo de fallecimiento entre las mujeres. Cada 6 minutos una persona sufre un ictus en España y, según la Sociedad Española de Cardiología, hasta el 90% de los que se producen podrían evitarse(1).

Y es que, si la prevención es la clave para evitar la mayoría de las enfermedades, en el caso del ictus esta cobra aún más importancia. Ello se debe a que son muchos los factores que pueden conllevar un accidente cerebrovascular: tabaquismo, sedentarismo, obesidad, alcohol… Factores que no dependen de la genética, sino de hábitos que es posible cambiar.

 

Fuentes:

  1. Grupo de Trombosis Cardiovascular de la Sociedad Española de Cardiología. 2019.