Ya se conocía el vínculo existente entre el eccema y la flora intestinal a partir del cual una flora demasiado poco diversa o con mala salud favorece la aparición de este tipo de problemas. Varios estudios científicos demostraron, por otro lado, que un suplemento con probióticos administrado en niños muy pequeños tendía a reducir el eccema, pero los resultados eran variables.

Más recientemente, un equipo de investigadores(1) ha encontrado un medio para mejorar el método: según sus trabajos, un suplemento de simbióticos (alimento funcional compuesto por probióticos y prebióticos) sería más eficaz que solamente los probióticos para reducir la gravedad de los síntomas en menores de 14 años.

Habría que esperar al menos 8 semanas tras la ingesta de este suplemento para observar los primeros resultados.

Fuentes:

  1. Chang YS, Trivedi MK, Jha A, et al. “Synbiotics for Prevention and Treatment of Atopic Dermatitis: A Meta-analysis of  Randomized Clinical Trials”. JAMA Pediatr 2016 Mar 1; 170(3): 236-42.