Déficit de ácido fólico: no solo afecta a las embarazadas

Compartir

Es de sobra conocido que las mujeres embarazadas deben vigilar su nivel de vitamina B9, también conocida como “ácido fólico”, al ser fundamental para el desarrollo del sistema nervioso del feto. Sin embargo, una investigación(1) ha revelado que este nutriente es esencial para el organismo de cualquier persona, ya que interviene en el proceso de la mitosis.

Este es el mecanismo por el que una célula se divide en dos copias idénticas, garantizando la renovación de todos los tejidos del organismo. Y los biólogos responsables de la investigación lo han estudiado en laboratorio sobre linfocitos (células del sistema inmunitario) extraídos de donantes voluntarios de sexo masculino. De este modo han observado que, al cultivarlos en un ambiente privado de ácido fólico, tienen lugar trastornos en el proceso de división celular, especialmente en la distribución de los cromosomas de la célula madre a sus dos células hijas.

Pues bien, en este contexto se pueden perder fragmentos de cromosoma o incluso un cromosoma entero, lo que explicaría por qué la falta de ácido fólico está asociada a problemas de fertilidad, además de a patologías psiquiátricas e incluso al cáncer, según concluyen los investigadores.

Pero aún hay un hecho más preocupante y es que, una vez se produce el daño, este es irreversible, incluso si después se corrige la carencia nutricional.  

Nota de Salud en 1 Minuto: Alimentos ricos en vitamina B9 son las verduras de hoja verde (brócoli, espinacas…), las legumbres, las setas, los crustáceos y el hígado, entre otros. Téngalos muy en cuenta en su dieta para asegurarse de que obtiene el aporte adecuado. Asimismo, en el caso de que con la alimentación no sea suficiente, consulte con su médico o experto en naturopatía la conveniencia de tomar un complemento.

Fuentes:

  1. Bjerregaard VA et al. “Folate deficiency drives mitotic missegregation of the human FRAXA locus”. Proc Natl Acad Sci U S A. 2018.

Comentarios 0 comentarios