Una nueva investigación(1) afirma que los efectos negativos que las conexiones wifi tienen sobre las personas son numerosos. Según los investigadores, que para llevar a cabo su estudio analizaron las siete principales investigaciones realizadas hasta la fecha sobre el wifi y sus efectos en la salud, este tipo de conexiones ocasionan: estrés oxidativo, daños en el ADN celular, cambios de tipo endocrino, efectos neuropsiquiátricos, un exceso de calcio en el organismo y daños en el esperma al reducir su cantidad y calidad. Todos estos problemas también se pondrían de manifiesto en las exposiciones a los campos electromagnéticos de baja frecuencia.

Con esta revisión se han querido poner los puntos sobre las íes en cuanto a los riesgos que supone el wifi para la salud, ya que muchos estudios (incluidos algunos de los que se han analizado) señalaban que no había evidencia de esos riesgos. Pero lo que ocurría era que cada uno se basaba en un número muy pequeño de participantes, lo que impedía tener una panorámica general del problema.

Ahora este nuevo estudio, más completo, arroja luz sobre los peligros para la salud que implica la exposición al wifi y a los campos electromagnéticos de baja frecuencia.

Fuentes:

  1. Martin L. Pall: “Wi-Fi is an important threat to human health”. Washington State University, 638 NE 41st Avenue, Portland, OR 97232-3312, USA. Environmental Research. 2018